Crean en La Plata una “nariz electrónica”

El dispositivo sirve para detectar vapores tóxicos y tiene aplicaciones en la industria y en la salud

29 Dic 2017
1

NANOTECNOLOGÍA. El pequeño dispositivo.

Un egresado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata diseñó una “nariz electrónica”, un aparato en miniatura construido con técnicas combinadas de nanotecnología y electrónica, que permite detectar vapores tóxicos. Así lo informó la casa de estudios, consigna la agencia Télam.

El invento fue diseñado por el ingeniero electrónico Santiago Barrionuevo con el objetivo de detectar compuestos orgánicos volátiles presentes en el ambiente.

El equipo puede tener una gran utilidad en un amplio campo de aplicaciones, que van desde la detección de vapores en procesos industriales, donde se emplean sustancias peligrosas, hasta la detección de acetona en pacientes que padecen diabetes.

Lo novedoso del desarrollo es que combina técnicas de nanotecnología con microelectrónica, ya que el sensor está construido con nanopartículas metálicas, con lo cual esta “nariz” no mide más de nueve por cinco centímetros.

“La detección de estos vapores sirve para resguardar la seguridad de los operarios en una planta y como un método de control de procesos industriales”, explicó el inventor en un comunicado de prensa.

Distinciones

El desarrollo recibió este año un premio en el rubro Innovación en la Universidad del concurso Innovar 2017, organizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación.

Además recibió una mención de honor a la innovación, otorgado por la Universidad Nacional de La Plata.

“Este primer prototipo tiene escalas macroscópicas, pero podemos ir reduciendo su tamaño cada vez más para tratar de llegar a escalas microscópicas como es el caso de un microchip”, describió Barrionuevo, quien desarrolló el sistema en el trabajo final de su tesis de doctorado.

Francisco Ibáñez, director del proyecto de Barrionuevo, destacó: “las narices electrónicas tratan de emular el olfato de los perros y de los seres humanos, pero empleando sistemas electrónicos portátiles, pequeños, y que puedan monitorearse en forma remota”.

Entre los compuestos orgánicos volátiles pueden estar los hidrocarburos con una alta presión de vapor. Son tóxicos, liposolubles (pueden disolverse en grasas) e inflamables (con riesgo de explotar), generando una gran peligrosidad para el usuario que esté en contacto con ellos.

Comentarios