Concejo de Yerba Buena: el “Grupo de los 6” se queda con las comisiones

Los cuatro opositores desconocen la legalidad de la medida. Persiste el enfrentamiento entre dos sectores del Concejo. Ediles ligados al intendente rearmaron los grupos internos de trabajo

28 Dic 2017
1

PERONISTA. Aguirre fue elegido presidente en una sesión que fue judicializada por la oposición. la gaceta / Foto de José Nuno

Aunque la renovación de autoridades y la asunción de Rodolfo Aranda como concejal quedó en manos de la Justicia, el grupo de ediles afín a la Intendencia en Yerba Buena avanzó ayer con la conformación de las comisiones permanentes de trabajo.

Mediante el decreto N° 308, el peronista Héctor Aguirre (elegido como titular del Concejo por este espacio) dispuso la nueva integración de los órganos internos para el próximo año. En las comisiones más trascendentes por los asuntos que abordan, el oficialismo municipal se aseguró contar con la mayoría. Es el caso de Hacienda y Presupuesto, que según el instrumento estaría compuesta por Aranda, por el peronista Walter Aráoz, por José Macome, por Marcelo Rojas y por Lucas Cerúsico, este como único referente de la oposición local. Algo similar acontece con Obras Públicas, en la que se desplaza al macrista disidente Pedro Albornoz Piossek y se conforma ese grupo con cinco ediles oficialistas. En Peticiones, Poderes y Legales, Maximiliano García es el único opositor incorporado.

El decreto lleva la firma de Aguirre como presidente del Concejo y de la secretaria del cuerpo, Blanca Josefina Alvillos.

Desde la vereda de enfrente, el cuarteto de opositores desconoce las últimas decisiones de sus pares. En la última semana, el intendente Mariano Campero convocó a cuatro sesiones extraordinarias. Benjamín Zelaya y los otros tres opositores (Cerúsico, García y Albornoz Piossek) sólo acudieron a la segunda citación, pero leyeron un escrito cuestionando la convocatoria y se retiraron para no dar quórum. Además, ratificaron la vigencia de la mesa de autoridades conducida por Zelaya. Tras el cuarto intento, los cinco ediles aliados a Campero se constituyeron en asamblea y procedieron a tratar el temario. El primer paso fue la jura de Aranda, que desde 2016 reclamaba poder ocupar la banca liberada por Lisandro Argiró (asumió como secretario de Gobierno municipal). Así, conformaron una mayoría de seis ediles (al Concejo lo integran 10 representantes).

Advertencia

Ayer, los cuatro opositores enviaron una nota a la secretaria del cuerpo deliberativo, en la que volvieron a desconocer las medidas adoptadas por los oficialistas y la intimaron a que se abstenga de “ejercer facultades que no le son propias a su cargo de secretaria”.

En la misiva advierten que el 23 interpusieron un recurso de amparo ante la Cámara Contencioso Administrativo para que se declare la nulidad de la polémica sesión del 21, porque aducen que nunca pudo dar comienzo con cinco ediles (no alcanzan para el quórum). Además, solicitaron a la Sala I de ese fuero el dictado de una medida cautelar con efecto suspensorio, hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo. “Su comportamiento (por la secretaria Alvillos) contrario a sus deberes, como las instrucciones dadas al personal del Concejo, sólo provocan perjuicios a los empleados, y quedan incursas en los delitos previstos en el Código Penal”, remarcaron en el texto.

Comentarios