Fujimori agradece el indulto y pide perdón a los peruanos

Organismos internacionales de derechos humanos tildan la liberación del ex presidente como una “vulgar negociación política” de Kuczynski

27 Dic 2017
1

REPUDIO. Familiares de víctimas de masacres protestan frente al hospital Centenario, donde está internado Fujimori. Reuters

LIMA, Perú.- El ex mandatario peruano Alberto Fujimori, quien -tras gobernar entre 1990 y 2000- fue condenado por delitos de lesa humanidad, agradecidó al presidente Pedro Pablo Kuczynski por concenderle el indulto 15 años antes de cumplir su sentencia. El ex mandatario, además, pidió perdón a los “compatriotas” que defraudó cuando era gobernante.

“(El indulto) me ha producido un fuerte impacto en el que se mezclan sentimientos de extrema alegría y al mismo tiempo pesares. Soy consciente de que los resultados durante mi Gobierno fueron bien recibidos de una parte, pero admito que he defraudado a alguos compatriotas. A ellos les pido perdón de todo corazón”, dijo Fujimori en un video en Twitter.

“No puedo dejar de expresar mi profunda gratitud por el paso complejo que ha tomado el presidente, que me compromete a su vez en esta nueva etapa que se abre en mi vida para apoyar decididamente su llamado a la reconciliación”, agregó Fujimori desde la clínica donde fue internado el sábado.

El ex mandatario, de 79 años, recibió en víspera de la Navidad el indulto humanitario cuando le faltaba cumplir 15 de 25 años de cárcel como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados cometidos durante su Gobierno.

Parte de la población celebra la decisión de Kuczynski. Otra, sin embargo, repudia la liberación de Fujimori, cuyo Gobierno fue acusado de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

El rechazo contra el indulto se debe a que el perdón presidencial se concedió cuando circulaban versiones de una “negociación” entre Kuczynski y el hijo menor de Fujimori, el parlamentario Kenji Fujimori, quien salvó al presidente de una destitución por “incapacidad moral permanente”.

La mayoría de los peruanos también se oponen al indulto después de que reconocidos médicos consideraran que los males de Fujimori son normales para su edad y no impiden que cumpla su condena.

El malestar generó que en la Navidad más de 3.000 personas protestaran en Lima, incluso en el exterior de la clínica donde el ex mandatario permanece internado. “Por justicia y dignidad, Fujimori nunca más”, arengaban los manifestantes. Familiares de las víctimas de las masacres por las que Fujimori fue condenado presentaron el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Las organizaciones defensoras de derechos humanos Human Rights Watch y Amnistía Internacional consideraron el indulto de Kuczynski a Fujimori como un intercambio de favores políticos y un duro golpe a la lucha contra la impunidad.

“En lugar de reafirmar que en un estado de derecho no cabe un trato especial a nadie, quedará para siempre la idea que su liberación fue una vulgar negociación política a cambio de la permanencia de Kuczynski en el poder”, escribió el director ejecutivo para América de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, en su cuenta de Twitter.

Para Amnistía Internacional , el perdón a Fujimori crea “un escenario sembrado de dudas sobre la transparencia, objetividad y el respeto a las reglas del debido proceso”. (DPA-Reuters)

Comentarios