“Seguiremos haciendo lo que hay que hacer para ganar”

Tevin Glass (Asociación Mitre) y George Valentine (Talleres de Tafí Viejo) aportan en sus respectivos equipos la calidad que caracteriza al básquet de los Estados Unidos. Ambos se inclinaron por nuestra provincia para hacer su primera experiencia en la Argentina.

24 Dic 2017

Según cuenta Tevin Glass (7 de mayo de 1994; Atlanta -Georgia, Estados Unidos-) el amor por el básquet le fue surgiendo de pequeño, cada vez que jugaba con su papá, Charles, y con sus hermanos, Damon (30 años) y Terrance (26). “Decidí que quería ser basquetbolista cuando era muy chico; habré tenido cinco o seis años. Siempre estaba jugando”, indica.

Su sueño empezó a materializarse en el secundario. Del primero al penúltimo año jugó para la escuela Meadowcreek; en su año de graduación, lo hizo para Milton. “Mis dos primeros años de facultad los cursé en Northwest Florida y ahí jugué. El penúltimo año me pasé a la Universidad Estatal de Wichita y mi último año lo hice en la Universidad Estatal del Este de Tennessee”, cuenta. Además, jugó un mes como novato, en Canadá aunque no llegó a disputar un partido oficial. Luego, vino aquí.

- ¿Cómo fue cuando te volviste jugador profesional de básquet?

- Fue una experiencia diferente; estar con gente nueva y jugar con ellos. Fue muy divertido; realmente disfruto de jugar con mi equipo.

- ¿Qué sentiste cuando decidiste dejar tu país para jugar afuera?

- Me sentí entusiasmado. No podía esperar para viajar, porque había estado esperando esa oportunidad toda mi vida.

- ¿Qué extrañás más de tu ciudad, de tu país?

- Extraño a mi familia (se completa con su mamá, Linda), a mis amigos; la comida, mi casa; extraño sentirme rodeado por mi gente, en mi ciudad... extraño todo.

- ¿Cuál es la principal diferencia entre Tucumán y tu ciudad?

- El idioma y la gente. También la comida, y cómo manejan. Muchas cosas son diferentes.

- ¿Te gusta Tucumán? ¿Qué pensás de los tucumanos?

- Me gusta mucho, en especial el clima. Aquí nunca hace frío. La gente aquí es cool; y me demostraron mucho cariño.

- ¿Por qué optaste por Mitre?

- Mi agente me contó mucho acerca del equipo, y me contactó con los jugadores y con el entrenador. Prioricé la ubicación y las características del equipo.

- ¿Cómo ves nuestro básquet?

- El básquet argentino es muy bueno, diferente al de EE.UU; al igual que el nivel de competencia y la forma en que se arbitran los juegos. Y aquí los hinchas son fanáticos de los equipos. Yo soy fan de Golden State, pero porque mi jugador favorito es Kevin Durant.

- ¿Cómo creés que le irá a Mitre en este campeonato?

- Bueno, el primer objetivo es ganar el campeonato. Una vez que lo logremos estaremos preparados para cualquier cosa.

El único deporte que practica George Valentine (2 de diciembre de 1988; Clarksville -Tennessee, Estados Unidos) es el básquet. Disfruta, sin embargo, de ver por televisión las finales de cualquier disciplina. Quizá debido a esa costumbre haya conocido la habilidad de Lionel Messi. Y a veces, la “Pulga” le sirve de inspiración. “Si la pelota de básquet esté rodando por el suelo, le doy una buena patada hacia mi compañero y grito ‘¡Messi!’”, cuenta, entre risas.

Empezó a jugar en las calles del barrio, con papá, George, y sus hermanos, Sharonda, Kendra y Jawan -la familia se completa con mamá, Sharon-. Con 29 años, ya paseó su juego por Tindastoll (Islandia), Gmunden (Austria), Levice (Eslovaquia), Umea (Suecia) y Talleres de Tafí Viejo.

- ¿Cuándo decidiste que querías jugar al básquet?

- De muy niño veía jugar mi papá y a mi hermana, y siempre supe que quería jugar al básquet. Era tan chico que ni siquiera recuerdo cuándo comencé a jugar. Mis padres me compraron un aro con el cual podía jugar en la calle; y ahí estaba todo el tiempo.

- ¿Cómo lo viviste cuando te convertiste en un profesional?

- Me sentí bendecido. Agradecía a Dios, a mis padres y a mi grupo de apoyo, por haberme ayudado a llegar tan lejos. Me sentí extremadamente emocionado de continuar mi carrera en el extranjero.

- Precisamente, cómo te sentiste cuando decidiste dejar tu país para jugar en otros?

- Al principio, nervioso; sin embargo, era un sueño que se me volvía realidad. Irse a otro país siempre es raro, pero me ajusté.

- ¿Qué es lo que más extrañás?

- A mi familia... e ir a la Iglesia.

- ¿Cuál es la principal diferencia entre Tucumán y tu ciudad?

- El idioma es la más grande.

- ¿Te gusta Tucumán?

- Sí. Es pequeña, tranquila; y todos apoyan al equipo y me conversan. Me hace sentir bienvenido.

- ¿Qué es lo que más te gusta?

- La gente. La gente hace a una ciudad. Aquí siempre es positiva, dentro y fuera de la cancha. Estoy aprendiendo algunas palabras en castellano, así que cada vez me resulta más fácil entenderlo. El clima es genial, también; y la comida.

- ¿Qué te decidió a venir a Talleres? ¿Cómo ves al equipo en este campeonato?

- Me sedujo todo; desde el equipo, que estaba por jugar el (ex) TNA hasta el clima, y venir a Sudamérica. En cuanto a nuestra performance, seguiremos jugando según nuestro sistema, y haciendo lo que hay que hacer para ganar.

Comentarios