Evitó el robo, pero recibió un disparo

23 Dic 2017
1

SIN CLIENTES. Los asaltante sorprendieron al dueño del drugstore. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ

Héctor Ruiz permanece internado en el hospital Centro de Salud con heridas de armas de fuego, en la zona de abdomen de lado derecho y en el pie izquierdo. El hombre, de 47 años, ingresó el jueves a ese centro de alta complejidad sanitaria después de sufrir un intento de robo a plena luz del día en su drugstore, un negocio minorista. Uno de los supuestos asaltantes fue reducido por transeúntes y también recibió una dura golpiza, por lo que fue trasladado hasta el hospital Padilla luego.

Según fuentes policiales, el propietario del local ubicado en la zona de avenida Gobernador del Campo y Luis F. Nougués se encontraba en el interior del local cuando ingresaron dos personas desconocidas y lo amenazaron con armas de fuego. Los delincuentes intentaron sustraerle el dinero de la caja de recaudación, detrás del mostrador principal. La víctima se resistió y, por ello, habría recibido un tiro.

Uno de los posibles autores del hecho fue interceptado y reducido por otras personas que pasaban por el lugar. Lo golpearon durante un largo tiempo. Posteriormente, el desconocido fue trasladado hasta el hospital Padilla con politraumatismo en diferentes sectores del cuerpo. El otro sujeto logró escaparse de los transeúntes.

El hecho se produjo al mediodía y cuando ingresaron los sospechosos, no había ningún cliente, según manifestó la familia del comerciante.

Estaba solo

“Justo estaba solo. Mi papá estaba adentro y luego se enredó con los delincuentes. Afuera, cuando pasaba gente y los limpiavidrios que vienen a comprar aquí, agarraron a uno y lo lincharon”, contó Franco, su hijo. “No quise preguntarle mucho, por el estado de salud. Después hablaremos”, añadió.

El familiar comentó que desde que abrieron el local, hace unos seis años, tres veces fueron víctimas de robos.

“Por suerte, esta mejor ahora”, dijo, respecto del estado de salud de su padre.

Según los parientes de Ruiz, el robo no fue por decisión espontánea, sino que hubo un estudio previo de los autores, teniendo en cuenta que los desconocidos ingresaron en momentos en que no se había presentado ningún cliente y el dueño estaba solo adentro del local. “Siempre hay gente” coincidieron los parientes del a víctima.

Comentarios