La ONU reta la postura de Trump sobre Jerusalén

Votan contra el traslado de la embajada

22 Dic 2017
1

NUEVA YORK, Estados Unidos.- La Asamblea General de la ONU aprobó una resolución de condena en la que pide a Estados Unidos que retire su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

En total, 128 de los 193 países de la organización votaron a favor de la resolución, que igualmente no es vinculante y tiene un valor sobre todo simbólico.

Aún así, estuvo precedida por una serie de advertencias de parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que acusó a los países que apoyaran la resolución de ser desagradecidos con Estados Unidos y amenazó con recortar ayuda financiera a los países que votaran a favor.

La advertencia pareció tener algún impacto en nueve países que votaron contra la resolución y en 35 que se abstuvieron.

La resolución de la ONU señala que el estatus de la ciudad debe ser negociado de acuerdo con las resoluciones de la ONU. La resolución se aprobó después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar su embajada desde Tel Aviv, tras lo cual bloqueó una resolución casi idéntica en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En la Asamblea General ningún país tiene derecho a veto (al contrario que en el Consejo de Seguridad) y los 193 países miembro tienen un voto cada uno.

Durante el debate previo a la votación, la embajadora de Estados Unidos para las Naciones Unidas, Nikki Haley, usó los pagos que su país hace a la ONU y a otros países como argumento de presión.

“La votación determinará la forma en la que Estados Unidos considera a la ONU y a otros países que no nos respeten en la ONU”, anunció. “Debemos exigir más por nuestras inversiones. Ninguna votación impedirá que Washington traslade su embajada”, agregó.

El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu, se refirió a la amenaza de Trump como “acoso” (bullying). “No nos dejaremos amedrentar, aunque ellos sean más fuertes”, declaró.

El canciller palestino, Riyad al Maliki, dijo que no se trata de hostilidad hacia Estados Unidos, sino de una reacción a la decisión.

La decisión de Trump “es nula y sin valor” y supone una “peligrosa violación del derecho internacional”, dijo el embajador yemení ante la ONU, Khaled Hussein Mohamed Alyemany.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se refirió a la ONU como “casa de mentiras” y explicó que su país rechaza la votación. “Jerusalén es la capital de Israel, tanto si lo reconocen las Naciones Unidas como si no”, afirmó. (DPA-Reuters)

Comentarios