La deuda externa argentina aumentó a U$S 216.351 millones

El Indec informó que creció un 20% más que en igual período del año pasado. Hubo un amesetamiento en las exportaciones y un incremento del 25 % en las importaciones.

21 Dic 2017
1

INCREMENTO. La deuda subió un 20% con respecto al mismo periodo del año pasado.

La deuda externa argentina ascendió al término del tercer trimestre del año a U$S 216.351 millones, 20% más que en igual período del año pasado, cuando alcanzó a U$S 179.775 millones, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El saldo de la balanza por cuenta corriente, en tanto, arrojó un déficit de U$S 8.683 millones, más del doble que los U$S 2.895 millones de julio-septiembre de 2016, debido a un mayor incremento de las importaciones en relación con las exportaciones.

Si bien aumentaron la deuda externa y el déficit corriente, lo cierto es que las reservas del Banco Central (BCRA) también crecieron: superaron los U$S 50.237 millones, un 58% más que en el tercer trimestre del año pasado, cuando ascendían a U$S 29.902 millones.

El Indec dio cuenta sobre estas variaciones en el marco del informe de la "Balanza de pagos", un estado contable estadístico que resume sistemáticamente las transacciones económicas entre el país y el resto del mundo.

Otros números

La información dio cuenta, además, que la Posición de Inversión Internacional, es decir, el saldo entre el dinero que los argentinos tienen y deben al exterior, bajó 31% luego del blanqueo de capitales a unos U$S 29.981 millones, frente a los U$S 43.579 millones de igual período del año pasado.

En el tercer trimestre de 2017 la cuenta corriente registró un déficit de US$ 8.683 millones, explicado por el saldo negativo de la balanza de bienes y servicios de US$ 4.482 millones, un débito neto de ingresos primarios de US$ 4.158 millones y un déficit de ingresos secundarios de US$ 44 millones.

El déficit de la cuenta corriente resultó US$ 5.789 millones mayor al de igual trimestre del año anterior, "lo que se explicó fundamentalmente por el deterioro de la balanza de bienes".

Dicho de otra forma, si el año pasado la balanza comercial arrojó una ganancia de U$S 1.792 millones durante el tercer trimestre, entre julio y septiembre de este año dejó una pérdida de 1.712 millones, con un amesetamiento en las exportaciones y un incremento del 25 % en las importaciones, informó Télam.

comentarios