El juego de las diferencias

21 Dic 2017

Ana Lázaro Verde - Agencia DPA

Cataluña celebra hoy unas elecciones históricas, en circunstancias anómalas, tras cuatro meses de convulsión política en la región española. A continuación, las principales diferencias con respecto a las convocatorias anteriores:

• Intervención de Madrid: con la autonomía catalana intervenida, por primera vez en comicios regionales será una autoridad del Gobierno español la encargada de informar sobre la jornada electoral y de ofrecer los resultados de las urnas.

• Candidatos en prisión y en el extranjero: tres candidatos vivirán la jornada electoral en prisión y otros cinco lo harán desde Bélgica. Los ex miembros del Gobierno de Puigdemont están siendo investigados por rebelión, sedición y malversación por su plan independentistas.

• Independentistas separados: en 2015, los dos principales partidos separatistas fueron juntos a las urnas, con el nombre Junts pel Sí. Ahora, los partidos de Carles Puigdemont y de Oriol Junqueras participan de forma separada y muestran sus diferencias.

• Día laborable: Es la primera vez que en España se celebran unas elecciones en día laborable, desde las generales de 1982. La peculiaridad responde a los plazos establecidos por ley tras la convocatoria de los comicios a raíz de la resolución independentista aprobada el 27 de octubre por el “Parlament” catalán.

• Mayor seguridad: El Gobierno español ha desplegado un dispositivo de seguridad mayor al que la “Generalitat” catalana puso en marcha en 2015. Unos 17.000 agentes vigilarán Cataluña, entre Mossos d’Esquadra (Policía catalana), policías nacionales y guardias civiles. Hace dos años fueron 10.000 “mossos”.

• Vigilancia ante ataques cibernéticos: la atención a posibles ataques cibernéticos e intentos de manipulación se disparó en estas elecciones. Las fuerzas de seguridad y el Centro Nacional de Inteligencia trabajan desde hace semanas en este tema.

Desde Madrid insisten en que, aunque no existe seguridad cero, están preparados. Destacan que el proceso de escrutinio es manual, por lo que no puede ser objetivo de un ataque informático.

• Voto desde el extranjero: las solicitudes de voto desde el extranjero se dispararon un 81% en esta convocatoria respecto a la de 2015. En esta ocasión, casi 40.000 catalanes votarán desde otros países, a diferencia de los más de 21.000 que lo hicieron en 2015. En total, más de 226.300 catalanes residen en el exterior. Por el contrario, el voto por correo disminuyó un 26%. Casi 79.000 personas votaron por correo. (DPA)

Comentarios