Cartas de lectores

19 Dic 2017

Ejemplo de conducta cívica I

Con inocultable envidia veo lo que sucede en Chile a minutos de conocido el resultado de las elecciones. Paso a resumir: 1) La presidenta Bachelet llama al ganador Piñera y la amena y educada conversación es transmitida por la televisión en pantalla compartida. Termina la conversación con el compromiso de juntarse a un desayuno al día siguiente. 2) El perdedor Guillier visita con su esposa a Piñera en su bunker y tras ofrecerle una oposición constructiva termina dándole un abrazo. 3) En su primer discurso el presidente Piñera nombra e invita a subir al escenario a sus contrincantes de la primera vuelta. Seguramente los comentarios sobre esta carta incluirán insultos y agravios al pueblo de nuestro vecino país, pero si pudiéramos acercarnos en algo a esta conducta cívica nos iría bastante mejor como sociedad. ¡Chappeau chilenos!

Carlos A. Iñurrategui

[email protected]

Ejemplo de conducta cívica II

Escuché por una emisión radial una conversación telefónica que salió al aire entre Michelle Bachelet (la presidenta saliente) y Sebastián Piñera, el amplio ganador en las últimas elecciones. Fue una conversación cordial y de congratulación. Eso muestra a las claras la calidad institucional del país vecino, actualmente algo bastante inusual en América Latina. Esto me trajo a la vez el triste recuerdo del traspaso de mando (que no existió) en nuestro país en diciembre de 2015. Esa actitud pasó tan desapercibida acá y en el mundo como ir a una playa nudista con traje de buzo.

Alberto A. Segulja

[email protected]

Reforma previsional

El gobierno Nacional, legitimado para gobernar por su reciente y amplio triunfo electoral, impulsa propuesta de reforma previsional; ahora bien, tiene el marco legal constitucional como normativa imperativa que debe respetar, lo cual no obra de “palo en la rueda”, sino de garantía, para todo ciudadano, del gobierno de las leyes. El acuerdo alcanzado con algunos gobernadores provinciales amplía el consenso logrado desde la esfera gubernamental sobre la reforma pero no lo exime de cumplir preceptos de rango constitucional; nos referimos al denominado principio de progresividad de los derechos sociales. Cabe señalar que hablar de quórum sí o no, de si los números dan para aprobar o no la reforma, es moverse en la coyuntura que hace al gobierno de circunstanciales mayorías, pero que no exime de señalar que la reforma no pasa el control de progresividad. Afirmar que aprobar la reforma contribuye a paliar el déficit fiscal en 100.000 millones de pesos y en simultáneo afirmar que la quita no afecta el haber previsional nos remite a un acto de magia o encubre una gran mentira. Y el razonamiento vale sin o con “bono”. Además, la regresividad de la medida quita todo consenso social a las mismas.

Miguel Ángel Villafañe


Júpiter 170
, Yerba Buena

Preguntas

Quiero manifestar mis interrogantes por algunas decisiones del PEN y por lo tanto digo: 1) ¿Cuál es la prisa de sacar la reforma previsional en un mes tan sensible para los argentinos como lo es diciembre? 2) ¿Por qué no agilizar la Ley de Extinción de Dominio y se aplican retenciones a la renta financiera? 3) ¿Por qué le sacaron las retenciones a las mineras, no se les cobra impuesto a las ganancias a los funcionarios del Poder Judicial y sin embargo, se les reduce el ingreso a los jubilados? 4) ¿Por qué no se deja de pagar el interés de las Lebacs aunque sea en un punto con los ingresos de la Anses? 5) ¿Por qué no se les exige a los exportadores de materia prima llamase soja, trigo, arándano, citrus, la instalación de fábricas que le den valor agregado a esa materia prima en un determinado porcentaje y recién se los autorice a exportar? 6) ¿Por qué pretende iniciarles juicios a ciudadanos Iraníes que no están en nuestro país y a los detenidos por actos de corrupción que se encuentran en Argentina no se les inicia juicio lo antes posible y se los condena en caso de determinar su culpabilidad? 7) ¿Por qué el PEN no arbitra los medios necesarios para sancionar por intento de sedición a las personas que intentaron tomar la Cámara de Diputados y desestabilizar con medios violentos los cuales fueron reflejados por los medios de comunicación? En fin, son preguntas, espero respuestas de las autoridades del PEN mediante sus actos de gobierno.

Jorge E. Farina

[email protected]

Una irrisoria multa

En las últimas horas nos informamos de que el Tribunal de Faltas resolvió aplicar una “tremenda” multa de $ 1,3 millón a la empresa responsable del edifico construido en lo que fue la emisora LV12. La multa en cuestión correspondería, según los trascendidos, a que la empresa responsable se excedió en construir ambientes que superan la superficie autorizada para el edificio. Cabe recordar que las estructuras del andamiaje metálico instalado sobre la fachada, estuvieron obstaculizando la calle durante mucho tiempo y daba la impresión de que la obra estaba detenida. Recordando todo esto, me resulta algo irrisorio y gracioso el importe de la multa, por lo cual, inevitablemente, me hizo recordar aquel gracioso programa televisivo, que animaba el inolvidable Calabró, y en el cual sucedían algunos estropicios cometidos por su hijo Borromeo. Luego de las admoniciones correspondientes, el padre, interpretado por Calabró, siempre decía al final: “¿Te gustó la palizota que te dí?”.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]

Sorpresa al arreglar la vereda

Es increíble que a mediados de la segunda década del siglo XXI y con el adelanto de la ciencia y la tecnología que existen, por un trabajo que demanda dos o tres horas un ciudadano tenga que esperar días, semanas o meses para que las autoridades de la SAT nos atiendan. Hace dos meses contraté unos operacios para que limpiaran las cañerías de la vereda de mi domicilio, y se dieron con la sorpresa que el caño maestro de la cloaca estaba trancado y el agua había subido unos 40 centímetros aproximadamente. Inicié los trámites pidiendo su reparación en las oficinas de la SAT, en la calle Monteagudo, a fines de noviembre. Después de varios días de espera, lo reiteré. Hasta ahora no llegó nadie a repararlo. Por eso le pido al señor encargado de la empresa que atienda por favor mi reclamo. Soy una ciudadana que no debe ni una boleta desde que la prestadora del servicio era Obras Sanitarias, después se llamó Dipos, luego Aguas del Aconquija y finalmente la actual SAT. El número de reclamo es 267007. Se aproximan las fiestas y tengo inundada la cocina y la cámara séptica del patio. Como podrá imaginarse, los olores y la situación son insoportables. Espero no tener que recurrir a otras autoridades para conseguir una solución.

A. Carmen Gómez

Blas Parera 425, San Miguel de Tucumán

Riesgo al atravesar el Mercofrut

La zona del Mercofrut es muy peligrosa. Pasar por allí en auto con la familia, un domingo a media tarde es una odisea: la gente se te cruza por la autopista y cuando le tocas bocina para no atropellarla, te arrojan piedras al parabrisas para que pares. Por supuesto, ¡ni se te ocurra parar! Te roban seguro. Esto se tiene que terminar. Llanero solitario, te necesitamos. ¿Y la mentada seguridad? No existe.

José Khouri

[email protected]

La política y la inestabilidad

¿Qué le hicieron a la Argentina? La clase política generó la desconfianza, plantó la inseguridad que llegó para quedarse, extendió la pobreza, miró hacia otro lado con el asunto del crecimiento de consumo y distribución de la droga; son los verdaderos artífices de la inestabilidad general en todos los planos. No es que la sociedad no sepa votar, como se dice por lo general cuando crece la desilusión; es que toda la clase política está corrompida o al menos viciada de incredulidad. Si aún no tocamos fondo, estamos a un paso. El país se cae a pedazos y pronto no habrá ninguna esperanza. Todo esto me llena de pena. ¿Qué futuro les espera a nuestros hijos? Tal vez parezca muy pesimista, pero estas palabras me surgen en medio de estas jornadas violentas a partir de la polémica por esta inoportuna reforma previsional. Tenemos que replantearnos muchas cosas para llegar a ser una verdadera sociedad, y uno de esos puntos es el político. Mientras ello no suceda, seguirán los violentos e inmorales encontrando tierra fértil en este país sumido en el caos y en el descrédito.

José Abdala

[email protected]

Comentarios