Hoy se presenta una nueva edición de LA GACETA: “Templos católicos de Tucumán”

El acto tendrá lugar a las 20 en el auditorio de la Unsta. Tres siglos de historia tucumana.

19 Dic 2017
1

El auditorio de la Unsta (9 de Julio 165) será sede esta noche, desde las 20, de la presentación del libro “Templos católicos de Tucumán”, editado por LA GACETA con el apoyo del Gobierno de Tucumán. La obra es una nueva versión de la obra “Iglesias de Tucumán. Historia. Arquitectura. Arte”, que escribieron Carlos Páez de la Torre (h), Celia Terán y Carlos Ricardo Viola, y que se publicó en 1993. En esta edición, además de los autores mencionados participa Sebastián Rosso, a cargo del diseño y de las fotografías.

El libro describe 44 templos católicos que se encuentran en la capital y en el interior de la provincia. Para la selección se tuvieron en cuenta los valores históricos y arquitectónicos y la importancia de las imágenes y de los muebles que contienen. A lo largo de sus 416 páginas, la obra le propone al lector, bajo la guía/excusa del arte religioso, un recorrido apasionante por tres siglos de nuestra historia.

Al referirse a la nueva versión, los autores destacan en el prólogo: “se ha sumado un prolijo y detallado registro fotográfico que busca revelar, según los casos, el aspecto exterior o el interior de los edificios, y que se detiene en los objetos que en ellos se atesoran”.

De hecho, para esta nueva edición revisaron archivos, bibliotecas y colecciones (en álbumes familiares, en diarios y en revistas) para ilustrar los cambios que sufrieron los templos a lo largo del tiempo.

Según los autores, han verificado varias modificaciones en los templos durante el tiempo transcurrido desde aquella edición de 1993 y la actual. Mencionan como el caso más penoso el de la escultura de madera de San Ignacio, de La Cocha, que fue quemada en 1994 y reparada al año siguiente por el escultor Guillermo Rodríguez.

Claro que también hubo cambios positivos, como la recuperación de la iglesia fundacional de Lules o el buen mantenimiento que tiene la capilla de Ingas.

Los autores también consignan que en la edición actual faltan dos templos. Uno ha desaparecido definitivamente: el oratorio San Alberto, de la finca de Juan Cruz Padilla (estaba ubicado por calle Jujuy al 5.000); y el otro es el que correspondía a la iglesia de San Jerónimo en San Pedro Mártir, cerca de Atahona, por la ruta 157. Cuenta el arquitecto Viola que para la edición de 1993 esta última edificación ya estaba en ruinas; y que hoy prácticamente quedan unas pocas paredes entre malezas.

Comentarios