Sin aporte nacional, abren comedores en verano

Las escuelas que brindan desayuno o almuerzo no cerrarán durante enero ni febrero para contener a 43.500 chicos y jóvenes. “Este año la Nación no ha podido colaborarnos para sostener abiertos los comedores”, explicó el ministro de Desarrollo Social. La Provincia afrontará el costo

18 Dic 2017
1

EN EL MERCOFRUT. La escuela “Nuestra Señora del Rosario de Nueva Pompeya” brinda contención todo el año. la gaceta / foto de inés quinteros orio

Las clases terminaron, pero en parte de las escuelas públicas de Tucumán se seguirán escuchando las risas, los correteos y el bullicio de sus alumnos. Casi 360 establecimientos permanecerán abiertos en el receso de verano como consecuencia de la crisis económica y social. Los niños podrán seguir recibiendo el desayuno o el almuerzo con el que contaban durante el período lectivo.

El Gobierno provincial tomó la medida, tal como había sucedido en los recesos de invierno y de verano pasados. Esta vez, sin embargo, se sostendrá sólo con fondos locales y sin asistencia financiera especial por parte de la Nación. Se destinarán, de acuerdo con fuentes oficiales, alrededor de $ 16 millones.

El ministerio de Desarrollo Social -que trabajará en coordinación con los de Educación e Interior- detalló que las actividades comenzarán el lunes 8 de enero y se extenderán en los establecimientos estatales durante todo enero y febrero. Se pondrán en marcha, además, actividades recreativas para contener a los niños y jóvenes que concurran.

La decisión oficial alcanzará a 43.500 chicos de entre cuatro y 14 años que concurren al nivel inicial y primario de escuelas del Gran San Miguel y el interior que ya estaban brindando el complemento de comida.

El ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, subrayó que la mayor preocupación de su área es precisamente la seguridad alimentaria. “Nuestra principal inquietud son aquellas familias cuyos chicos tenían la protección alimentaria en los comedores, de modo que hicimos las gestiones y recibimos la directiva del gobernador (Juan Manzur) de mantenerlos abiertos durante el verano, con fondos netamente provinciales”, consignó Yedlin.

Cuando hace algunos meses las autoridades comenzaron a analizar la posibilidad, efectuaron las gestiones ante el Gobierno nacional. “Este año la Nación no ha podido colaborarnos para sostener abiertos los comedores”, explicó Yedlin.

“Seguimos con las estrategias como el otorgar los módulos para las personas que están en protección nutricional y las cocinas comunitarias. La única que se ‘caía’ por el receso eran los comedores. Estamos muy preocupados por la situación”, reiteró. Este será el tercer receso consecutivo en el que el Gobierno decide no cerrar las escuelas que cuentan con comedores.

La Provincia viene reclamando al Ministerio de Desarrollo Social nacional, que encabeza Carolina Stanley, el aumento de las partidas para contener a la población más pobre.

La cantidad de recursos que aporta la gestión central, de acuerdo con Yedlin, no aumenta desde el comienzo de la gestión de Manzur, a fines de 2015. En este tiempo, la inflación generó que el dinero no alcanzara para cubrir los alimentos, por lo que la Provincia tuvo que incrementar sus aportes.

Los ministros de las áreas sociales de provincias peronistas vienen expresando sus quejas durante las reuniones de la “liga” que conformaron. El último encuentro se concretó en Tucumán, en noviembre. Una docena de representantes había expuesto entonces que el dinero nacional para políticas alimentarias rinde cada vez menos y que las necesidades de las poblaciones más vulnerables son cada vez mayores. También habían criticado que la distribución de los recursos entre los distritos no fuera equitativa y beneficiara más a las administraciones de Cambiemos. La semana pasada, Yedlin participó del Consejo Federal del área, que reúne a los ministros provinciales con funcionarios de la Nación. La seguridad alimentaria y la necesidad de que la Nación aumente los aportes fueron los principales problemas expresados, además de la suba de la asignación universal.

Comentarios