La verdad saldrá a la luz”, dice el ex juez Terán

El ex magistrado insistió en que podía explicar sus bienes.

17 Dic 2017
1

El ex juez federal N°2, Felipe Terán, no se siente derrotado todavía. En un correo electrónico que dirigió a LA GACETA por medio de la abogada Rita Baunaly, el ex funcionario doblemente condenado dijo que podía explicar su evolución patrimonial y rechazó haber cometido el delito de enriquecimiento ilícito. “Perdí por mi confianza inmotivada en la Justicia”, reflexionó Terán. Y añadió: “creo firmemente que la verdad, tarde o temprano, saldrá a la luz”.

El ex magistrado está obligado a impugnar la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal Federal para evitar el cumplimiento de una pena de prisión de cinco años y el decomiso de $ 1,7 millón (se informa por separado). Terán, quien empezó a trabajar de niño lustrando zapatos en el casino, reiteró que había ingresado a la función pública con una posición económica sólida y que, por ello, no tenía necesidad de “defraudar” al fisco.

El acusado refirió que se recibió de abogado en 1980; que puso un estudio jurídico en la capital del país; que hacia 1981 ya tenía dos departamentos y que ese año los vendió para comprar una casa; que abrió un bar con su esposa, Luisa Chiarello; que luego tuvo un supermercado; que compró varios vehículos, entre ellos una camioneta y taxis; que trabajó como fiscal municipal porteño; que, a continuación, se desprendió de muchos bienes para establecerse en Catamarca, donde empezó a trabajar como juez federal en 1995 por designación discrecional de Carlos Menem, y que, al llegar a Tucumán, a fines de 2001, incorporó otros.

Terán dijo que no le permitieron probar la legitimidad de su evolución patrimonial y que el Tribunal Oral lo condenó de antemano. “Estoy viviendo una situación de injusticia que también afecta a mi familia, amigos y conocidos”, denunció.

Comentarios