Una leyenda de más de un siglo de vida: Kirk Douglas cumplió 101 años

El icónico actor forma parte del selecto y escaso grupo de estrellas de la época clásica de Hollywood aún vivas.

10 Dic 2017
1

ARCHIVO LA GACETA

Kirk Douglas, el último gran icono masculino de la edad de oro de Hollywood, cumplió ayer 101 años rodeado por sus seres más queridos. 

Douglas, junto a la también centenaria Olivia de Havilland -cumplió 101 en julio-, forma parte del selecto y escaso grupo de estrellas de la época clásica de Hollywood aún vivas. 

En noviembre se le pudo ver en una ceremonia donde su nuera Catherine Zeta Jones -casada con Michael-, recibió el premio Anne Douglas (esposa de Kirk) entregado por La Misión de Los Ángeles, pero son contadas las ocasiones en que el actor acude a eventos públicos. 

Sin embargo, en abril, Douglas se sinceró en una entrevista con el diario USA Today, acompañado por Anne, su esposa desde hace 63 años, a quien definió como la mujer “más complicada” que había conocido en su vida. “Yo era una gran estrella del cine. La invité a cenar y me dijo que no, que gracias pero que estaba cansada”, rememoró Douglas, que conoció a su mujer en el rodaje de “Acto de amor”, cuando ella ejercía como publicista en la película. 

“Como no había romance a la vista, dejé de intentar impresionarla. En vez de eso, dejé de hablar para mí mismo y comencé a escucharla”, detalló Douglas en el libro “Kirk and Anne: Letters of Love, Laughter, and a Lifetime in Hollywood”. 

A sus 101 años, Issur Danielovitch Demsky, nombre real del actor, maneja con soltura el iPad que le regaló Anne por su centenario y no hay día que perdone un pequeño trago de alcohol. 

“Cada noche tenemos lo que llamamos ‘la hora mágica’ y después cenamos. Durante ese rato cada uno se toma algo y hablamos sobre lo que hemos hecho durante el día”, indicó Anne al periódico. 

Derrame cerebral

La estrella se vio forzada a retirarse de la actuación por los problemas para hablar que le causó un derrame cerebral. 

“Siempre me piden consejos sobre cómo vivir una vida larga y saludable. No tengo ninguno, pero creo que tenemos un propósito aquí“, afirmó. “Me salvé de un accidente de helicóptero y de un derrame para hacer más el bien en el mundo antes de irme”, añadió. 

Douglas, hijo de inmigrantes rusos analfabetos, interpretó los papeles más emblemáticos del cine, desde el esclavo Espartaco, de Stanley Kubrick en 1960, y el pintor Vincent van Gogh en “Lust for Life” (1956), hasta la leyenda de vaqueros Doc Holliday. 

Champion de 1949 le valió su primera nominación al Oscar a mejor actor, un premio que nunca ganó y que llegó a la familia a través de su hijo con su papel en “Wall Street” (1987). Duelo de titanes (1957), Siete días en mayo (1964) y 20.000 leguas de viaje submarino (1954), forman parte de la lista de películas icónicas que ha protagonizado.

Comentarios