Un joven murió al caerse con su moto en el canal del parque

Investigan las causas por las que se precipitaron hasta el lecho del desagüe. Temor en la zona a los motochorros. Su acompañante se encuentra internado en grave estado en el Centro de Salud

08 Dic 2017
1

LA TRAGEDIA. Los jóvenes fueron encontrados por una persona que pasó por el lugar cuando el sol ya había salido. la gaceta / foto de franco vera

Un joven falleció y otro fue hospitalizado después de que cayeran a un canal de desagüe en el interior del parque 9 de Julio. Fuentes policiales informaron que el hecho se habría registrado entre la noche del miércoles y la madrugada de ayer. Un transeúnte alertó al 911 y cuando los policías llegaron encontraron a los jóvenes (los dos son menores de edad) y una moto dentro del canal.

Los médicos de la policía constataron que uno de los ocupantes del rodado había fallecido en el acto y que el otro presentaba lesiones en la cabeza y otras partes del cuerpo. El herido fue trasladado en una ambulancia del 107 al Centro de Salud, donde los médicos de la guardia general le diagnosticaron un traumatismo encéfalocraneal.

El canal cruza el parque de norte a sur y los jóvenes fueron encontrados a la altura de la calle Los Tarcos, detrás del lago San Miguel y de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán.

En principio, no hay certezas sobre las circunstancias en las que se produjo el luctuoso suceso. Por ahora, los investigadores no descartan que se haya tratado de un accidente. Lo que desconocen por el momento son las causas del mismo.

Fuentes policiales del caso indicaron que una de las posibilidades es que los motociclistas se hayan precipitado al no advertir la cercanía del canal, debido a la escasa iluminación en ese sector, lo que hizo que cayeran hasta el lecho del canal, de más de dos metros de profundidad.

Los investigadores buscan establecer los motivos por los que los jóvenes circulaban a esa hora por el interior del paseo público. Creen que los menores se accidentaron mientras escapaban de alguien o que regresaban de participar de las picadas que se hacen en la zona del Autódromo, junto al Palacio de los Deportes. “Hay que analizar las cámaras de seguridad de la zona para intentar ver si se advierte el recorrido que hicieron y qué es lo que sucedió”, indicó una fuente.

Las personas consultadas aseguraron que las calles del parque 9 de Julio son recorridas constantemente por ladrones callejeros, en particular grupos de motochorros que se movilizan a bordo de varios vehículos.

“Miro para todos lados cuando salgo de la facultad. En especial si ya se hizo tarde porque falta mucha iluminación en las calle”, contó Romina Lobo, estudiante .

“Es una zona donde los robos son constantes. Realmente no sé si estos chicos escapaban, pero la verdad es que el parque se vuelve cada día más peligroso”, explicó Oscar Gramajo, vendedor ambulante.

“No todos los lugares del parque son iguales y también cambian mucho, dependiendo del horario. Por ejemplo, la zona de los bares es más segura y la del Autódromo es muy peligrosa porque la recorren chicos en varias motos que andan buscando alguna víctima para robar”, dijo Luis Jiménez, un lavacoches.

“Vengo a correr varios días a la semana. A veces por la mañana y otras, por la tarde. Aunque voy acompañado de otros amigos, nos han asaltado en más de una oportunidad, contó Walter Alvarez.

Comentarios