Día de la Inmaculada Concepción: a pie y con fe, camino al santuario

Miles de fieles peregrinan hasta los santuarios de La Reducción, en Lules, y de Catamarca. El nuevo vestido de la Virgen.

08 Dic 2017

Desde que fue concebida en el vientre de su madre, Santa Ana, la Virgen María fue diferente a todas las demás mujeres y hombres de la Tierra. Había nacido sin mancha de pecado original. Este es un dogma de fe que la Iglesia aceptó recién el 8 de diciembre de 1854. Desde entonces la Inmaculada Concepción, que se celebra hoy, se convirtió en la fiesta mariana por excelencia y Santa Ana, en patrona de las embarazadas.

Hace dos años, Karina Jerez barría el templo de Nuestra Señora del Valle, de La Reducción, mientras pensaba que ya iba a cumplir cinco años sin noticias de embarazo. “De pronto veo a dos monjitas que sacan la imagen de la Virgen para limpiarla. Me acerco y les cuento que yo esperaba que la Virgencita me dé la gracia de tener un hijo. Fue entonces cuando una de las hermanas retiró el manto de la imagen y me lo puso sobre mi panza. Yo le recé con mucha fe a la Madre... y es de no creer: a los seis meses quedé de encargue”, relata Karina con su bebé, Sol Valentina, en brazos.

La joven y su esposo, Cristian Velázquez, viven en La Reducción. Estaban tan contentos que decidieron regalarle un vestido a la Virgen para que lo luzca hoy, en su fiesta. El traje está bordado a mano con piedras de colores. “Se lo entregamos durante la misa del martes pasado”, cuenta sin ocultar su alegría. La hermana Alicia, de la congregación de Marta y María, encargada de custodiar el templo, señala con orgullo que cuando ellas llegaron a Lules, hace 20 años, instalaron la costumbre de que la Virgen estrene un vestido nuevo cada año. “Antes tenía uno sencillo, que usaba todos los años. Ahora las familias se sienten felices de poder testimoniar su amor a la Virgen en agradecimiento por alguna gracia concedida”, explica la religiosa, oriunda de Guatemala.

Desde el lunes, los peregrinos recorren en forma incesante la ruta 38 que lleva a los santuarios de Nuestra Señora del Valle de Catamarca y de La Reducción. Cada grupo tiene una historia de fe. Lidia Rosario Toledo, madre de 13 hijos y con más de 20 nietos, salió caminando desde su casa, del barrio 11 de Marzo, cuando todavía no había amanecido. “Todos los años traigo a mis hijos y a mis nietos para que la Virgen los vea y los bendiga. No le pido nada especial a Ella, solamente salud, trabajo y paz para todo el mundo, no sólo para nosotros”, dice sonriente. La familia salió a las cinco de la mañana y esperaba llegar a la siesta.

En el predio del templo un grupo de jóvenes del ingenio Leales fueron los primeros en llegar e instalar su carpa. Franco, Gustavo, Agustín, Leandro y Gonzalo, de entre 14 y 18 años, llegaron para cumplir el deseo de un amigo, Luciano Albornoz, que se ahogó el año pasado en el arroyo Fronterita. “Él venía todos los años trayendo la Virgen. Ahora venimos nosotros por él”, dicen emocionados. La misa va a comenzar. El padre Marcelo Agüero, en su mensaje, exhorta a los fieles: “hoy más que nunca le pidamos a la Madre que nos libre de tantos dolores que sufrimos como país y nos traiga la paz”.

Historia de La Reducción 
Una imagen apareció en Lules en forma misteriosa
Bajo el lema “María ejemplo de humildad y refugio de los afligidos” se celebra en La Reducción la fiesta de la Inmaculada Concepción. La imagen fue encontrada en 1923 por un joven labrador, Luis Delgado. Según la tradición, en la finca de Auvieux un grupo de cosecheros estaba trabajando cuando el cielo ennegreció y comenzó a granizar. Todos buscaron refugio y rezaban, menos Delgado. Cuando paró la tormenta la cosecha estaba intacta. Delgado explicó con señas, porque era mudo, que una luz había caído en un árbol. Fueron a ver y encontraron bajo la tierra la pequeña imagen que hoy se venera.
 
diócesis de concepción 
misachicos de todos los pueblos van al encuentro de la Virgen   
La diócesis de Concepción celebra con gran entusiasmo sus fiestas patronales. Los principales templos están abiertos durante la noche a la espera de los misachicos que llegan desde localidades y barrios lejanos. Hoy se oficiarán misas a las 7, en la parroquia de La Trinidad y a las 10 en Santa Lucía. En la ciudad de Concepción, a las 11, en la Catedral (se hará la consagración a la Santísima Virgen). A las 18 se trasladarán las imágenes de los distintos misachicos y de la Virgen a la plaza Haimes, donde se oficiará la misa central a las 18.30. Luego se realizará la procesión por las calles de la ciudad. A las 20.30 la imagen volverá a la Catedral.

> Historia de La Reducción 
Una imagen apareció en Lules en forma misteriosa
Bajo el lema “María ejemplo de humildad y refugio de los afligidos” se celebra en La Reducción la fiesta de la Inmaculada Concepción. La imagen fue encontrada en 1923 por un joven labrador, Luis Delgado. Según la tradición, en la finca de Auvieux un grupo de cosecheros estaba trabajando cuando el cielo ennegreció y comenzó a granizar. Todos buscaron refugio y rezaban, menos Delgado. Cuando paró la tormenta la cosecha estaba intacta. Delgado explicó con señas, porque era mudo, que una luz había caído en un árbol. Fueron a ver y encontraron bajo la tierra la pequeña imagen que hoy se venera.

> Diócesis de Concepción 
Misachicos de todos los pueblos van al encuentro de la Virgen 
 
La diócesis de Concepción celebra con gran entusiasmo sus fiestas patronales. Los principales templos están abiertos durante la noche a la espera de los misachicos que llegan desde localidades y barrios lejanos. Hoy se oficiarán misas a las 7, en la parroquia de La Trinidad y a las 10 en Santa Lucía. En la ciudad de Concepción, a las 11, en la Catedral (se hará la consagración a la Santísima Virgen). A las 18 se trasladarán las imágenes de los distintos misachicos y de la Virgen a la plaza Haimes, donde se oficiará la misa central a las 18.30. Luego se realizará la procesión por las calles de la ciudad. A las 20.30 la imagen volverá a la Catedral.

> Misas en honor a la Virgen 

- A las 6 (oficiada por el arzobispo), 9, 11 y 20. A las 16, procesión, desde el templo de La Reducción, Lules.

- A las 12, 19 y 20.30, en la Catedral, de capital.

- A las 8, 9, 11, 18.30 y 20, en La Merced. 

- A las 11 y a las 20, en Santo Domingo. 

- A las 20, en la parroquia de Monstserrat.

- A las 9.30, en la capilla del Perpetuo Socorro.

- A las 20.30, en la parroquia de San Gerardo. 

- A las 11, en la parroquia de Guadalupe. A las 20 se hará una procesión desde la gruta del barrio Policial III.

- A las 10, en barrio San Martín de Porres de Alderetes; a las 19 en la gruta del barrio Victoria; y a las 20 en la parroquia Sagrada Familia, de Alderetes.


Comentarios