Apareció en la más brava

Aragonito atropelló con mucha fuerza y salió de perdedor en una competencia jerárquica.

03 Dic 2017

No había conseguido ninguna victoria, pero sus allegados dejaron de lado la carrera reservada para perdedores y lo hicieron competir en la prueba jerárquica. Y ahí fue donde Aragonito sacó pecho y le regaló la primera alegría a los seguidores del stud “Caro zio”. Muy bien conducido por Roberto Robledo, el zaino que entrena Alberto Conticello venció por el pescuezo a Misterioso Sam, que por media cabeza relegó al tercer lugar al favorito Buen Amigo Sam, mientras que cuarto a solo la cabeza culminó Medios Leales.

“Estoy muy contento con esta victoria. Aragonito venía de llegar segundo en un cotejo de 1.300 metros, pero le dije al cuidador que lo anoté en una carrera de mayor distancia. Es muy atropellador y sabía que iba a rendir bien en este clásico”, contó Robledo, que resultó clave en el triunfo conseguido por el nieto materno de Equalize, que empleo 1’26”3/5 para los 1.400 metros.

La carrera fue emotiva desde que se abrieron los partidores. Medios Leales corrió en la delantera hasta el palo de los 600 metros, donde Misterioso Sam pasó al frente. Y faltando 200 metros para el disco, los cuatro ejemplares que definieron la prueba se jugaron prácticamente en una misma línea. “Aragonito arrancó con mucha fuerza en los últimos metros y no ganó por mayor margen porque los otros potrillos nunca aflojaron. Fue una muy linda definición”, contó “Saviola” Robledo, que se ilusiona con volver a los primeros planos.

“Espero que esta victoria clásica me sirva como incentivo. Me siento motivado y con ganas de recuperar todo el tiempo perdido. Actualmente estoy en tratamiento por algunas adicciones, pero se que con mucha esfuerzo voy a salir adelante”, concluyó Robledo.

Comentarios