Si se mantiene, “Pabloso” puede terminar sonriendo

Ortega marcó ayer el segundo mejor tiempo en la primera clasificación quedando a 208/1000 del más veloz

02 Dic 2017

¡Qué diferencia! Hace 15 días Pablo Ortega le decía a LG Deportiva: “fue el peor fin de semana automovilístico”. Así calificaba su actuación, con abandono de por medio, en la penúltima fecha del Turismo Nacional, C-2. En la última jornada que está en curso en el autódromo “Juan Manuel Fangio” en Rosario, Ortega marcó ayer el segundo mejor tiempo en la primera clasificación quedando a 208/1000 del más veloz, Miguel Ciaurro. Maximiliano Bestani y Lucas Mohamed, se posicionaron 8° y 19°, respectivamente.

Lo de Ortega había sido tan frustrante en la última carrera que el piloto le había puesto punto final a la temporada. Es que había hecho un acción drástica: cambió de auto y de equipo con la meta de llegar a Rosario con chances de ser campeón. Sucedió todo lo contrario. Sin embargo, horas antes de comenzar la actividad rosarina, a Ortega le ofrecieron pilotear el Peugeot 208 del equipo de Gabriel Fernández. Hasta aquí la decisión es acertada, pero deberá revalidar hoy todo lo bueno hecho ayer (series desde las 14, por DeporTV). Bestani y Mohamend, en tanto, cerraron la jornada conformes y sin contratiempos en sus máquinas.

Comentarios