Gymnasium de la UNT: de las 12 chicas que rindieron, cuatro aprobaron el examen

El establecimiento se prepara para recibir la primera camada de alumnas. Vacantes.

28 Nov 2017

La expectativa por conocer los resultados del examen de ingreso al Gymnasium de la UNT terminó la semana pasada con un total de 56 chicos y cuatro chicas que comenzarán sus estudios el año que viene en el colegio. El cupo era, en realidad, de 70 aspirantes, por lo que 10 quedaron vacantes y podrían ocuparse con un nuevo examen previsto para los días 5, 6 y 7 de diciembre.

Por primera vez en sus casi 80 años de vida (el aniversario es, precisamente, el año que viene) las mujeres tomarán clases en las aulas de 25 de Mayo 621. Del total de 143 aspirantes sólo 12 fueron niñas, y cuatro de ellas consiguieron el promedio de 6 requerido para el ingreso. A pesar de la resistencia de la comunidad educativa respecto del cupo femenino, principalmente por parte de alumnos, padres y egresados del colegio, el proceso se desarrolló sin incovenientes.

“El cursillo y todo el proceso de ingreso se dio con total normalidad. Los estudiantes celebraron la semana pasada la publicación de los resultados de los exámenes, que fue el pasado martes. El miércoles y el jueves los padres pudieron revisar los exámenes de sus hijos para comprobar que las notas estaban bien puestas”, informó ayer la directora del Gymnasium, Sandra Mansilla, quien no se mostró sorprendida por las 10 vacantes que quedaron ni por la baja cantidad de niñas que aspiraron a entrar por primera vez a un colegio históricamente de varones.

“Es normal que queden algunas vacantes de chicos que no alcanzaron el promedio mínimo requerido, a pesar de que el examen se prepara en base a los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (los NAP, saberes mínimos que deben garantizar las instituciones educativas de todo el país). Sabemos que el sistema educativo en general no está en su mejor momento, así que esto no es algo que nos sorprenda”, lamentó la directiva.

Además de fallas en las consignas, fueron varios los que presentaron el examen en blanco. “Muchas veces los chicos no están motivados, no están convencidos con el cambio de colegio y lo hacen por una exigencia del entorno familiar”, explicó Mansilla. Todos los alumnos y alumnas que desaprobaron el examen pueden volver a presentarse para la segunda chance, en diciembre.

Las -por ahora- cuatro mujeres que ingresarán el año que viene lo harán a primero preparatorio, el equivalente al quinto grado de una escuela primaria común. Luego cursan el segundo preparatorio (el último año de la primaria) para luego comenzar el primer año de la secundaria. Mansilla explicó que no hizo falta hacer modificaciones edilicias en el edificio y que dispondrán uno de los tres baños exclusivamente para las niñas.

Comentarios