“Este modelo económico privilegia la inversión”

Según el experto en Finanzas, en la Argentina se requiere un cambio cultural de sus agentes económicos para sostener el crecimiento.

26 Nov 2017
1

FOTO TOMADA DE CINCORUEDAS.COM

Los cambios no vienen solos; hay que acompañarlos. Los modelos tampoco. Requieren de un acompañamiento político e institucional; de otra manera, no logran sus objetivos. Bajo esas premisas, Marcelo Elbaum, gerente Negocios Institucionales en Allaria Ledesma & Cia, sostiene que a la Argentina le esperan aires nuevos a partir de las reformas previsional, impositiva y laboral instrumentada por el presidente Mauricio Macri. “Creo que estamos frente a un modelo que privilegia a la inversión, que toma más en cuenta al crédito hipotecario que al consumo más inmediato”, dice en una entrevista que concedió a LA GACETA, luego de participar de una especialización en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNT.

-¿Las reformas propuestas por el Presidente pueden cambiar el rumbo económico del país?

- Soy bastante optimista; me parece que hay plafón para que las reformas se lleven adelante. Me parece que los distintos actores están entendiendo de que la única forma de llegar a buen pueblo es poniendo todos un poquito de cada uno. Claramente estamos en un país que está tratando de fijar metas de inflación. Pero tampoco se puede depender del tipo de cambio para ganar competitividad. Con lo cual lo que me parece que hay que trabajar mucho es en bajar el llamado “costo argentino”. Todas estas reformas que se están planteando, ya sea desde el punto de vista tributario como del previsional y el laboral, van en este sentido. Me parece que el Gobierno tiene hoy más poder o más consenso que le ha permitido, adicionalmente, ganar gobernabilidad para poder negociar como lo está haciendo con estas reformas.

-Pero se trata de un poder limitado...

-Sí, me parece que por eso rápidamente se están negociando las reformas. Van a toda máquina en esos temas.

-Hay expertos que dicen que esta cirugía golpeará más a la clase media...

-No debemos perder de vista que, hasta hace poco, estábamos en un país difícilmente viable. El sistema jubilatorio -tal como estaba planteado- en la Argentina nos podía llevar a la quiebra, con lo cual me parece que esta nueva forma de calcular las jubilaciones tienden un poquito un poco a reparar la cuestión para que el costo no sea tan importante. Me parece que hay consenso de que también hay que hacer algo en la parte fiscal; el gasto público es uno de los más altos de Latinoamérica; representa casi el 43% del PBI y una de las cuestiones más flexible para abordar es la baja en el tema subsidios. De igual manera, es sano que se avance en la Responsabilidad Fiscal para que cada uno gaste de acuerdo con sus ingresos y así ir bajando lentamente el nivel de gasto público. Siento que estamos en el camino correcto. Pienso que este año estaremos incluso sobrecumpliendo la meta del 4,2% de déficit fiscal y, lo más probable es que el año que viene lleguemos al 3,2%, con el paquete de medidas en marcha.

-¿Cree que el país puede salir del bamboleo de crisis y expansiones, de mayores gastos en años electorales y de contracciones en períodos no eleccionarios?

-Creo que ya estamos viendo algunos resultados. De hecho, la economía transita el tercer trimestre consecutivo de expansión. Obviamente que es liderado mucho por la construcción y por el campo. El sector industrial recién está dando los primeros signos de recuperación. Con lo cual insisto que para el año que viene se está previendo que la economía continúe creciendo. Este es un modelo distinto al anterior. Es un modelo que privilegia más la inversión, que privilegia más el crédito hipotecario que el consumo más inmediato. Creo por eso que es un cambio de modelo que implica también que las personas hagan un reacomodamiento de sus gastos, digamos.

-¿Por qué cree que la población está perdiendo de vista al dólar?

-No hay que esperar que el dólar se aprecie tanto. Hay algunos aspectos que en la medida en que Argentina no necesite tanto financiamiento externo, se financie más con el interno, podremos salir de aquel esquema. Y esto está ligado a que se apruebe en el Senado la ley de Financiamiento Productivo, a nueva ley de mercado de capitales, porque vos necesitas un mercado de capitales desarrollado para que consigas financiamiento interno, y dejes de hacerlo externamente. Eso le va a poner un piso al dólar. Claramente me parece que, volviendo al consumo, hay que entender que se necesitan nuevos patrones de conducta. Por ejemplo, que una empleada doméstica casada con un albañil puedan pedir un préstamo hipotecario y así acceder a la vivienda propia, me parece mucho más sano que -por caso- aspire a tener el último celular o un consumo más perentorio. En el país se necesita un cambio cultural. Eso resultará en un crecimiento más sano, pero más lento; sin prisa, pero sin pausa.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios