Las gestiones se suben al avión y cruzan océanos

El gobernador Manzur está en Estados Unidos; en los dos años que lleva en la Casa de Gobierno concretó nueve viajes a seis países.

26 Nov 2017
1

EN EL MUSEO. En Los Ángeles, Manzur visitó una muestra de argentinos. secretaría de comunicación pública

En épocas económicas difíciles, las gestiones oficiales se multiplican y viajan, en ocasiones, más lejos que a Buenos Aires. El gobernador Juan Manzur se encuentra en Estados Unidos, encabezando una gira oficial que tiene, de acuerdo con el mandatario, el objetivo de vincular Tucumán con el resto del mundo.

En los dos años que lleva frente a la Casa de Gobierno (asumió el 29 de octubre de 2015), Manzur concretó nueve misiones oficiales internacionales en seis países diferentes. Al llegar a la mitad de su gestión, alcanzó así un promedio de 4,5 viajes al exterior por año.

De la región al Norte

En la mayoría de las oportunidades, los viajes tuvieron como norte mejorar la economía provincial. Por ello, en las agendas programaron tanto actividades para atraer inversores a estas tierras como para ubicar los productos tucumanos -sobre todos los de la agroindustria- en nuevos mercados.

El primer sello en el pasaporte que obtuvo siendo gobernador se estampó a principios de abril de 2016, cuando llevaba pocos meses a cargo del Poder Ejecutivo. Invitado por el Gobierno nacional, estuvo en Nassau, Bahamas, como parte de la comitiva que participó de la Asamblea Anual de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Acompañó al entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay. La idea era recuperar los contactos para el acceso al crédito multilateral para financiar diversas obras públicas.

El limón tucumano fue el protagonista excluyente del segundo viaje, también en abril. En Washington y en Nueva York, Manzur mantuvo encuentros para, en ese momento, acelerar el ingreso de cítricos a ese país.

El gobernador también hizo especial hincapié en los destinos regionales, para avanzar con la integración. En septiembre participó de la ExpoCruz- la exposición multisectorial más grande de América Latina-, en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. “La idea es posicionar a Tucumán en el mundo como una de las grandes plazas, como la puerta de entrada al norte argentino”, había dicho Manzur durante ese periplo, que incluyó reuniones con empresarios locales.

En octubre, partió a Santiago y Copiapó, en Chile, a la cabeza de una misión empresarial que participó de gestiones y de la Expo Productiva Atacalar (un comité de Integración entre Argentina y Chile).

Un mes después, y por el Bicentenario de la declaración de la Independencia, Manzur fue electo en Asunción, Paraguay, como presidente pro témpore del Zicosur (Zona de Integración del Centro Oeste de Sudamérica, compuesta por 43 estados de seis países).

El último mes del año pasado encontró a Manzur otra vez golpeando puertas en Estados Unidos. En Washington, fue recibido por quien era embajador argentino en ese momento, Martín Lousteau. Efectuó gestiones en el departamento de Agricultura de ese país. Días después, se publicó una regla final para permitir la importación del cítrico. Tras la asunción de Donald Trump, en enero, se suspendió la medida, que fue destrabada recién en mayo.

Este año, en marzo suspendió un viaje a Paraguay por las inundaciones que padecían los vecinos del sur provincial. Allí participó de una reunión del BID. En mayo y en julio, Manzur se trasladó a diferentes puntos de Brasil. Primero, viajó a Río de Janeiro y Brasilia para intentar que ese mercado se abra para los limones tucumanos. Después, integró una misión comercial de 60 empresarios en Belo Horizonte.

Producción y educación

El tercer viaje de Manzur a Norteamérica, que está en proceso, es el que tiene la agenda más variada. En Nueva York, recibió el proyecto del estudio del arquitecto tucumano César Pelli para la construcción del centro cívico y firmó un convenio con universidades locales. En Washington, el mandatario se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) y con miembros del Consejo de las Américas y en Los Ángeles, con empresarios e inversores. En esta última ciudad, asistió a la muestra fotográfica “Photography in Argentina, 1850-2010, contradiction and continuity”, que se exhibe en el Museo Paul Getty. Allí está expuesta a obra del tucumano Julio Pantoja “Los hijos. Tucumán veinte años después”.

Comentarios