Un policía baleó a un adolescente que lo habría atacado para robarle la moto

El presunto asaltante permanece internado en grave estado en el Centro de Salud

24 Nov 2017
1

PASAJE ATAHUALPA al 1.100. La esquina del barrio San Miguel II donde el sospechoso cayó herido. la gaceta / foto de antonio ferroni

Un presunto asaltante permanece internado en grave estado tras haber sido baleado por un policía al que habría intentado robarle la moto. El hecho ocurrió en los primeros minutos de ayer frente a la casa del uniformado, en el pasaje Atahualpa y Garmendia, al este de la Capital.

De acuerdo con lo que informó la Policía, el sargento primero salía de su domicilio cuando fue interceptado por una persona que comenzó a amenazarlo con un arma de fuego para intentar quitarle su motocicleta.

El policía se resistió, extrajo su arma reglamentaria y le disparó. El presunto atacante quedó tendido en el suelo. Se trata de un adolescente de 16 años. En el lugar se encontró el arma que habría usado para intentar amedrentar al uniformado.

Tras el violento episodio, el policía emitió un alerta sobre lo que había ocurrido. Llegaron al lugar un móvil del 911 y una ambulancia del 107, en la que el herido fue trasladado al hospital Centro de Salud, donde quedó internado. El disparo habría ingresado por una de las axilas y tendría orificio de salida. Su estado es reservado, explicaron los médicos.

Ayer, el policía, a través de sus familiares, anunció que por el momento no haría declaraciones sobre el tema. En tanto, los vecinos de la cuadra consultados por LA GACETA confirmaron que pasada la medianoche se escuchó al menos un disparo. Las personas interrogadas agregaron que no salieron de sus casas a ver qué sucedía porque viven atemorizados ante la cantidad de robos en la zona.

“Se oyó una explosión y después gritos. Al rato llegó la Policía. Yo no me animé a salir porque hay muchos robos y los ladrones son muy violentos”, contó Rosa, quien vive a 50 metros del lugar donde el presunto asaltante cayó herido después de recibir un disparo.

Tanto el arma reglamentaria del uniformado como la que tenía el presunto ladrón serán examinadas para intentar establecer cómo fue la secuencia en la que resultó herido el sospechoso. La causa es investigada por la fiscala Adriana Giannoni.

“Hay robos a díario”

El intento de robo al policía causó preocupación entre los vecinos del barrio San Miguel II, quienes pusieron de manifiesto que sufren una ola de robos. Según relataron a este diario, constantemente sufren a los “motochorros” que rondan la zona en busca de alguna víctima.

“La inseguridad es terrible. El otro día, dos ladrones apuñalaron a un hombre porque no tenía dinero para entregarles. Lo hirieron para hacerle daño, no para robarle”, explicó Adriana Córdoba.

Otra vecina, Marcela Juárez, amplió: “Hay muchos robos a las chicas cuando esperan el colectivo o van camino a la escuela. Vienen en moto y las amenazan con un cuchillo o una pistola para quitarles el teléfono o lo que tengan a mano. Si se resisten, las arrastran a golpes. No existe la presencia policial”.

Otros vecinos agregaron que tuvieron que cambiar sus hábitos como consecuencia de los hechos de inseguridad que se suceden en el barrio. “Nos vamos temprano a dormir porque no se puede estar afuera hasta tarde. Nos tenemos que encerrar porque nunca hay policías”, resumió Hugo Carrizo.

Además, aclararon que los robos no son cometidos por gente del barrio. Según dijeron, se trata de grupos que llegan desde los barrios Villa 9 de Julio, Tiro Federal y La Costanera, que encuentran en las calles del barrio San Miguel II un circuito ideal, que les permite robar y escapar rápidamente.

Comentarios