Entrenadores del staff de Stormers brindaron una clínica de alto nivel en Tucumán Rugby

24 Nov 2017

Más de 160 entrenadores de Tucumán, Salta y Santiago del Estero participaron de la clínica de rugby que tuvo lugar por el 75° aniversario de Tucumán Rugby a cargo de Dawie Snyman, John Dobson y Norman Laker, entrenadores del staff de Stormers, franquicia sudafricana del Súper Rugby. Liderazgo, toma de decisiones, destrezas, variantes de ataque y defensa, planificación de entrenamientos y muchas otras cuestiones fueron abordadas a lo largo de tres jornadas de entre cuatro y seis horas cada una. LG Deportiva tuvo la oportunidad de dialogar con Snyman.

- ¿Qué es lo que intentaron transmitir en estos tres días?

- Más que nada, la forma en la que trabajamos en Stormers. No les decimos cómo tienen que jugar, porque eso queda a criterio de cada entrenador o de cada club; lo que hacemos es brindarles herramientas que puedan permitirles ejecutar su estilo de juego de manera más efectiva.

- ¿Conocían algo ya sobre el rugby de Tucumán?

- Sí, por supuesto. Tucumán es muy famoso, incluso en Sudáfrica. Muchos recuerdan ese famoso partido en que los Springboks vinieron a jugar aquí y terminó en una gran pelea, je. Sabemos que aquí la gente ama el rugby y es muy pasional, y por eso estábamos muy entusiasmados con la idea de venir.

- ¿Cómo fue el feedback con los entrenadores locales?

- Impecable. Es muy difícil mantener la atención a lo largo de tres jornadas, pero pudimos ver cómo nos escuchaban e iban incorporando esos conceptos nuevos. Incluso si les quedaron dos o tres cosas, ya nos sentimos satisfechos. Tan importante como lo que les pudimos mostrar, fue la interacción que tuvimos con ellos. Que nos transmitieran sus inquietudes y nos contaran sus experiencias. Así es como uno aprende de las otras personas.

- ¿Qué opinás del desempeño de los Jaguares en el Súper Rugby?

- El Súper Rugby es una competencia muy difícil y necesitás tiempo para acostumbrarte a ella. Son muchas semanas y muchos viajes. Los Jaguares tienen calidad, pero todavía están en la etapa de hacer pie en el torneo, de conocerlo, de adaptarse a sus exigencias. Lo que les está pasando es completamente normal. Ninguna franquicia que se haya incorporado al Súper Rugby alcanzó el éxito inmediatamente. Es sólo cuestión de tiempo.

- Y los argentinos no somos conocidos por ser pacientes...

- Sí, ustedes quieren resultados. Eso es importante, pero no deben perder de vista que el Súper Rugby es brutal: están los mejores jugadores y entrenadores del mundo. Ganar en ese torneo es muy difícil, así que no deben guiarse sólo por los resultados.

- ¿A qué te parece que se debe la caída en el nivel de Los Pumas después del Mundial 2015?

- Es difícil opinar desde afuera. Sólo se ve lo que hacen en la cancha, pero no la forma en la que conviven y en la que trabajan. Por eso no puedo decir qué es lo que deberían cambiar. Lo que puedo decir es que es muy difícil pasar de la competencia que tenían a jugar un Rugby Championship o un Súper Rugby, que es un nivel superlativo. Es una temporada larga y sus jugadores terminan muy cansados. Nosotros, al igual que Nueva Zelanda y Australia, tenemos varias franquicias y podemos ir rotando jugadores en el seleccionado nacional. Argentina tiene sólo una, por lo que disputa ambos torneos prácticamente con el mismo plantel. Creo que necesitan un descanso, replantearse algunas cosas y seguir intentándolo, porque tienen calidad de jugadores y pueden ser muy competitivos.

Comentarios