Es necesario encarar la reforma del sistema electoral

24 Nov 2017 Por LA GACETA

El lunes se cumplieron 18 meses desde el encuentro en la Casa Rosada en que el presidente, Mauricio Macri, le pidió al gobernador, Juan Manzur, que concrete una reforma política.“Espero que el gobernador avance con el sistema electoral”, afirmó Macri el 20 de mayo de 2016. “Hay que sacar el tema este de los acoples, esa cosa rara que tienen los tucumanos”, subrayó el mandatario.

Realizar estos cambios fue el compromiso de Manzur el 29 de octubre de 2015, en el discurso de asunción del cargo de gobernador. “Con el objetivo de consolidar nuestra democracia debemos pensar en el desarrollo de una reforma política que se construya a partir de la participación del conjunto de los actores de la sociedad, como así también un sistema electoral que tienda a lograr mayores niveles de democratización institucional y social”, había dicho.

La necesidad de que se concrete la reforma política en Tucumán no tiene que ver con posturas ideológicas ni coyunturas políticas, sino con la historia reciente de la provincia. Los comicios de agosto de 2015 se convirtieron, a nivel nacional, en paradigma de maniobras fraudulentas, clientelares, violentas e ilegales. Hasta tal punto que fueron declaradas nulas por la Cámara en lo Contencioso Administrativo. Las imágenes de urnas quemadas, de entrega de bolsones y de acarreo de votantes escandalizaron al país.

El fallo anulatorio de la votación fue revocado por la Corte Suprema de la Provincia en 2015; y la Corte Suprema de la Nación, este año, respaldó esa postura. Pero la declaración de validez de aquellos comicios (indispensable para la salud republicana de las instituciones) no debe hacer perder de vista ya no solamente las probadas irregularidades suscitadas durante el desarrollo de aquella elección provincial, sino que tampoco debe hacer olvidar el masivo reclamo de la sociedad en demanda de comicios transparentes. Durante 10 días, miles de tucumanos marcharon hacia la Casa de Gobierno y colmaron la plaza Independencia para exigir elecciones despojadas de dudas.

El 17 de diciembre de ese año, la Junta Electoral Provincial elevó a la Legislatura su informe oficial sobre los comicios. “A la fecha existen 465 partidos en vías de reconocimiento (44 Partidos Provinciales, 383 Partidos Municipales y 38 Partidos Comunales) y 586 partidos reconocidos (103 Partidos Provinciales, 467 Partidos Municipales y 16 Partidos Comunales). De este modo, resulta muy probable que en próximas elecciones se mantenga la tendencia de crecimiento la cual dada los números actuales ya tendría una piso de 1051 partidos”. Hubo 1.457 acoples.

Esta semana, la Secretaría de Gobierno de la Provincia se ha manifestado en favor de acotar el número de partidos políticos sobre la base de dictar leyes que la Constitución de 2006 reclama desde hace 11 años, como la de Régimen Electoral y de los Partidos Políticos. Sin embargo, se ha declarado en contra del voto electrónico. La Carta Magna no puede ser un menú del cual se escojan unas normas y no otras. La mora con el cumplimiento de sus exigencias también ha contribuido a la crisis del sistema electoral actual.

La Legislatura ha conformado una comisión especial con más de 20 miembros para avanzar con la reforma política, pero sólo se ha reunido una vez y ni siquiera definió el temario de trabajo para concretar las modificaciones. Faltan 92 semanas para las próximas elecciones provinciales.

Comentarios