La Nación y un grupo de “bagayeros” buscan un acuerdo

Se elevaría el monto de la importación si es que pagan un impuesto especial

22 Nov 2017

El Ministerio de Seguridad nacional y una cooperativa de “bagayeros” de Orán, Salta, avanzarán hoy en un acuerdo sectorial, que implicaría una “flexibilización del régimen de importaciones” de productos desde Bermejo, Bolivia.

“Este convenio implicaría poder importar por cada integrante de la cooperativa U$S 12.000 mensuales. En la actualidad se permite hasta U$S 150. Esto fue propuesto por el propio Gobierno nacional”, remarcó Manuel Barrios, presidente de la “Nueva Cooperativa 15 de Abril”, que funciona en la localidad salteña, ubicada a más de 40 kilómetros del paso fronterizo.

El referente de los “bagayeros” dejó en claro que la posición de este sector es “acogerse a todas las disposiciones que presentó la Nación”. “De una u otra manera vamos a incorporarnos a la sociedad. Estamos de acuerdo con que hay que pagar impuestos. Así no nos sentiremos perseguidos, no seremos delincuentes ni nada por el estilo”, añadió.

A mediados de este año, los autodenominados trabajadores de frontera y las autoridades nacionales y de Salta habían acordado ingreso desde Bolivia hasta dos bagayos con mercadería por día, aunque luego se sostuvo el límite de U$S 150 por mes.

En ese pacto habían sido excluidos los bolseros, es decir, las personas que viajan a Bermejo desde Tucumán u otras provincias del norte en busca de mercadería, como ropa y juguetes. En esta oportunidad tampoco serán incorporados, pero se estima que podrán adquirir la mercadería a través de los “bagayeros” y, en prinicipio, podrían trasladarla sin problemes si es que cuentan con la documentación que avale la compra.

Días atrás, Luis Green, secretario de Fronteras, área que depende del Ministerio de Seguridad nacional, había destacado que era importante reforzar los controles, la seguridad y los patrullajes en las zonas de frontera para profundizar la lucha contra el contrabando. Pero también había remarcado que era necesario abordar el problema del comercio ilegal desde una perspectiva cultural, que involucre un análisis del contexto social de los “bagayeros”, entendiendo que la única solución es el trabajo formal, según informó la cartera nacional.

Comentarios