Municipales de la capital reclaman paritarias

Sindicalistas y obreros piden a Alfaro que los atienda

22 Nov 2017
1

EN LAS CALLES. Desde SOEM anunciaron que continuarán con las marchas. la gaceta / foto de franco vera

Los trabajadores municipales de San Miguel de Tucumán están en pie de guerra contra el intendente, Germán Alfaro. Desde el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) le exigieron al jefe municipal la apertura de paritarias y el ingreso de 400 hijos de empleados.

Piden que como gremio que representa a 7.000 afiliados puedan sentarse a negociar con el intendente los montos y condiciones de los aumentos salariales. “Actualmente lo que el intendente hace es adherir al decreto del gobernador, una vez que terminan las negociaciones con todos los gremios provinciales. Jamás convoca a una discusión con los municipales”, explicó Osvaldo “Cacho” Acosta, secretario general de SOEM. Ayer concretaron la séptima marcha y aseguran que seguirán así todos los martes hasta que se abra un canal de diálogo con el intendente quien, según ellos, no los quiere recibir desde hace más de un año.

Además de las paritarias, los municipales solicitan el ingreso de unos 400 hijos de empleados municipales. “Esto está vigente en la ordenanza 2.622”, aclaró Acosta.

También denuncian la falta de insumos y herramientas de trabajo: uniformes y utensilios que precisan los empleados de algunas direcciones para trabajar. “Salen a cortar el pasto de jean, no tienen uniformes”, ejemplificó Acosta. Según el gremialista, las elecciones ya pasaron, por lo que estos reclamos no son políticos. “El intendente cree que todo es política. Esto no”, manifestó el dirigente municipal.

Comentarios