Entre fotografías y colores, están “Locos por el arte”

Una experiencia que sacó del letargo a los pacientes del sanatorio psiquiátrico San Juan.

21 Nov 2017

“El arte obra mágicamente borrando o diluyendo, aunque sea por un instante, los sufrimientos de los pacientes, abriéndonos el paso a una dimensión humana, íntima y fuerte”. Así reflexiona el psiquiatra Raúl Masino, quien junto a sus colegas del Sanatorio Psiquiátrico San Juan inaugurará el jueves a las 20.30 una muestra en el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán (MUNT, en San Martín 1.545), denominada, con cariño y afecto, “Locos por el arte”.

Se expondrán fotografías estenopeicas (aquella que se realiza sin el uso de lentes u objetivos; consiste en una cámara oscura con un pequeño agujero, llamado estenopo, por el que se deja entrar los rayos luminosos que incidirán sobre el papel o película fotográficos) y pintura grupal de los pacientes. Durante el proceso se invitó a distintos referentes artísticos tucumanos a realizar experiencias creativas con los pacientes. Entre otros, participaron Guadalupe Creche, Pablo Masino y Rubén Kempa.

“Los fotógrafos plantearon un taller de tres meses que fue desde la construcción de la cámara estenopeica y la obtención de las fotografías, hasta el revelado y pasado a papel fotográfico. La experiencia fue tranquila, pensada, esperada por los pacientes y con gran contenido didáctico. Kempa propuso una experiencia vertiginosa que duró dos horas y fue como encender un polvorín en los silenciosos servicios del sanatorio”, contó Masino.

“Fue increíble lo que logró con los pacientes y pudo generar una expresión estética casi instantánea en sujetos que muy posiblemente nunca tocaron un pincel o el acrílico. Sin darnos cuenta, enfermeros y asistentes comenzaron también a pintar sobre los paneles”, agregó durante una entrevista con LA GACETA.

- ¿Cómo viven esta experiencia los profesionales y los pacientes?

- Durante la experiencia los artistas y los pacientes son sostenidos por un equipo de rehabilitación, integrado por psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, profesores de música, educación física, laborterapista, enfermeros y asistentes. Lo que se produce es una gran movilización, una salida del letargo que muchas veces impone el padecimiento mental con su deterioro acompañante. Se producen borramientos, se deja de ser loco o profesional, para pasar a ser sujetos atravesados por lo artístico. Eso es una vivencia profunda e íntima, que no podemos del todo dimensionar ya que el arte nos hace pasar a otra dimensión de lo humano.

- ¿Participaron en otros eventos? ¿Cómo sigue este proceso?

- Si, a la muestra de fotografía la instalamos primero en una sala del teatro Alberdi, luego conseguimos una participación en un Congreso Nacional de Psiquiatría en Mar del Plata (APSA). Este año tuvimos una presentación de las dos experiencias en la Jornada Regional de Psiquiatría y Salud Mental, realizada en Tucumán. Para 2018 ya tenemos una posibilidad de participar en el XI Congreso Nacional de Psicoanálisis a realizarse en Córdoba, para seguir mostrando la producción de nuestros pacientes. También participamos en distintas publicaciones, con artículos se va describiendo pormenorizadamente lo vivido en el taller de estenopeica. Para el año próximo tenemos previsto trabajar con bailarines y músicos, y realizar otras experiencias.

Comentarios