"Confío plenamente en sus capacidades y sé que van a volver", dijo la esposa del tucumano del ARA San Juan

Gabriela Acosta contó que Esteban García comenzó a navegar este año en el submarino. "El miedo siempre está, pero sé que si tienen que resolver algo, lo van a hacer", expresó.

20 Nov 2017

Cada hora que pasa es una eternidad para Gabriela Acosta, como lo es también para cada uno de los familiares de las 44 personas que están a bordo del submarino ARA San Juan. Ella está casada con Esteban García, un tucumano entre los tripulantes.

García tiene 31 años y una larga trayectoria dentro de las Fuerzas Armadas. Acosta contó que ingresó hace 12 años y se recibió de técnico electricista. “Después se vino a Mar del Plata, pasó por diferentes barcos, estuvo dos años haciendo viajes a la Antártida e hizo el curso de submarinista”, explicó la mujer en diálogo con LA GACETA. El tucumano realiza viajes con el ARA San Juan desde marzo de este año.

“Para ser submarinista tienen que estudiar y prepararse física y psicológicamente. Cada uno de los integrantes está muy bien preparado. Yo confío plenamente en su capacidad de trabajo y en la de sus compañeros, por eso estoy tranquila y con fe de que ya van a volver, que van a estar acá”, expresó.

El matrimonio tiene dos hijos de uno y tres años. “¿Cuándo va a venir el papá?, me preguntan. Intento mostrarles que estoy bien para que ellos también estén bien”, explicó Acosta, quien aguarda novedades desde su casa para no tener que llevar a los niños a la base naval y sumarles más estrés.

El submarino sufrió "un cortocircuito" en una de sus baterías antes de perder contacto
El submarino sufrió "un cortocircuito" en una de sus baterías antes de perder contacto

Pese a que el único dato que se maneja es que hubo una falla en una batería, la mujer se msotró esperanzada. “El miedo siempre está y ahora que se confirmó que hubo una avería, mucho más. Pero sé que si tienen que resolver algo, lo van a hacer, confío en sus capacidades”, aseguró.

Le escribió en Facebook

Acosta le dedicó unas conmovedoras palabras a su marido a través de su cuenta de Facebook. "Al principio me costaba, te necesitaba, los niños preguntaban por vos, lloraban, pero siempre los calmaba. Las navegaciones fueron más frecuentes y nos fuimos acostumbrando. Se te extrañaba, pero no tanto, porque tenías una fecha de salida y otra de llegada, era común no tener comunicación, llegabas y todo continuaba, o discontinuaba, pero estabas", escribió.

El submarino partió el 8 de noviembre desde la Base Naval Ushuaia, donde participó de un ejercicio de adiestramiento integrado con otros buques y aeronaves de la Armada, con destino a su apostadero de la Base Naval Mar del Plata, adonde estaba previsto que llegara entre hoy y mañana. Sin embargo, nada se sabe del navío con 44 tripulantes a bordo desde la mañana del miércoles.

"Hace unos días recibí la información que se produjo un problema en la comunicación. Me preocupe, pero no tanto. Los días pasan y la comunicación no vuelve, no se sabe de vos, no se sabe de tus compañeros, pero estamos a la espera de una pronta llegada. 'Para mí, están viniendo, ya van a llegar'. Aquí te esperamos, ansiosos de verte, de que te enojes porque saqué el auto y tiene algunos rayones, pero todavía anda... Quiero que te enojes porque no me gusta lavar los platos, pero partamos de que cocino rico", redactó.

"Los niños preguntan por vos, les digo que ya vas a venir. Con la fe intacta y la mano en el corazón, le pido a Dios y a la Virgen que pronto estés en casa. Te amo cielo mío, te amo con el alma ¡VUELVAN PRONTO CHICOS, LAS FAMILIAS LOS ESPERAN! ARA San Juan", cerró el texto Acosta.


Comentarios