Ambas CTA rechazaron el acuerdo Gobierno-CGT por las reformas laborales

Trabajadores y dirigentes de distintas agrupaciones sociales realizaron una marcha en el Obelisco en contra de las medidas impulsadas por el Estado. Hugo Yasky calificó de “traición” el consenso entre la central obrera y PE y decretó el estado de alerta y movilización. “Es una sorpresa desagradable”, aseguró Pablo Micheli.

17 Nov 2017
1

ACUERDO. La CGT se reunió ayer con Triaca.

BUENOS AIRES.- Las dos CTA (Central de Trabajadores Argentinos), lideradas por Hugo Yasky y Pablo Micheli, rechazaron ayer el acuerdo alcanzado ayer entre la CGT y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en relación con el proyecto de reforma laboral.

“Repudiamos cualquier acuerdo de reforma laboral que se alcance con el gobierno nacional. Esto significa una traición de aquellos que hablan en el día de la lealtad de los trabajadores y de la patria, pero después en las sombras de los despachos oficiales firman contra los genuinos intereses de sus representados”, dijo Yasky.

El dirigente adelantó que su central se encuentra en estado de “movilización y alerta”, y anticipó que marchará junto a otros gremios y organizaciones sociales para expresar el rechazo a estas reformas y contra el ajuste que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri.

Por su parte, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, también expresó su rechazo al acuerdo alcanzado el miércoles entre la CGT y el ministro Triaca.

En declaraciones a radio Rivadavia, Micheli indicó: “es una sorpresa desagradable la aceptación de la reforma laboral por parte de la CGT. Esta reforma implica la flexibilización laboral y la destrucción del piso de derechos laborales que conseguimos durante 100 años. Esta reforma atrasa 100 años”, indicó Micheli, quien no descartó convocar a una movilización o a un paro nacional.

El miércoles, la mesa chica de la CGT y el ministro Triaca alcanzaron una serie de consensos básicos en torno al proyecto oficial de reforma laboral, aunque quedaron aspectos de la iniciativa oficial que serán analizadas seguramente en la última semana de noviembre cuando sesione el consejo directivo de la CGT.

Consenso amplio

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, destacó ayer, el acuerdo alcanzado con la CGT “para poder avanzar en un nuevo marco de consenso muy amplio en materia de transformación de algunas normativas en materia laboral, de manera tal de “mejorar la capacidad de creación de empleo, y de disminución de la informalidad y de la litigiosidad judicial”.

Por su parte, el secretario adjunto de la CGT y titular de UPCN, Andrés Rodríguez, confirmó ayer que la central obrera y el gobierno alcanzaron un “consenso” en torno del proyecto oficial de reforma laboral, aunque sostuvo que su aprobación deberá resolverse en el Parlamento. “Se ha logrado un consenso finalmente; después lo tiene que resolver el Congreso”, explicó dirigente.

Si bien dejó en claro que su eventual aprobación depende del Parlamento, Rodríguez valoró los “consensos básicos” establecidos el miércoles entre la dirigencia sindical y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en el encuentro que mantuvieron en el predio porteño de la Sociedad Rural. “De cualquier manera existió un acuerdo sobre temas que veníamos (debatiendo) en reuniones desde hace tres semanas”, señaló.

En tanto, Héctor Daer, uno de los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, aseguró: “la integridad del derecho laboral está a salvo, tras los consensos básicos alcanzados entre el Gobierno y la central sindical en relación al proyecto de reforma laboral”.

Cortes de calle

Ayer los trabajadores de PepsiCo, tercerizados de Latam y de Coca Cola y los Movimientos de Agrupaciones Clasistas realizaron un corte de calle en el Obelisco en protesta por la reforma laboral y en reclamo al sector sindical de un plan de lucha colectivo, según lo indicó el delegado de PepsiCo, Camilo Mones.

El corte de calles abarcó la avenida 9 de Julio dirección hacia el norte y su intersección con la avenida Corrientes. “Seguimos en la calle porque el Gobierno y las patronales están dilapidando todos los derechos de los trabajadores”, señaló Mones. (Télam)

Principales puntos de la reforma

- Se establecieron límites (22 horas de trabajo semanales y profesiones específicas) al alcance de la figura de “trabajador autónomo económicamente vinculado”.

- En materia de indemnizaciones, se resolvió que se mantendrán las horas extra y las comisiones promedio para el cálculo de los resarcimientos, pero se excluirán el aguinaldo, los premios, bonificaciones y las compensaciones de gastos.

- Sobre la creación del denominado fondo de cese laboral, un esquema similar a la “libreta de desempleo”, se fijó que sólo podrá instrumentarse a partir de los convenios colectivos y que el fondo se nutrirá de aportes de los empleadores.

- Se redujo de 18 meses a 12 meses el plazo máximo de extensión de las llamadas “prácticas formativas” o pasantías.

- Sobre el blanqueo laboral se acordó que a los trabajadores que sean regularizados se les reconocerá hasta 5 años de aportes a la seguridad, en tanto que el resto de las condiciones laborales estarán vigentes desde la fecha de antigüedad reconocida al momento de la registración.

- La creación del llamado “banco de horas” sólo podrá efectuarse mediante el convenio de actividad.

Comentarios