Cartas de lectores

16 Nov 2017

“Así es como nos va”

Nos enteramos de la medida adoptada por el Gobierno nacional de no realizar la entrega del bono de fin de año destinado a jubilados y pensionados que se implementó en el gobierno anterior. Aplaudo la medida. Esto sólo ha servido para “bonificar” a la militancia y muchas veces ha caído en la billetera de los “punteros” que les prometen, a cambio de votos. Esperé en vano año tras año que me pagaran el famoso bono navideño de un valor de $ 200. Nunca se hizo ese milagro; nunca lo cobré, tampoco lo cobraron jubilados en idéntica situación. El país está convulsionado con la cantidad de estafadores que surgen de los “regases K”. Hoy nos sacudió la noticia de alguien que se vio involucrado en estafas y no soportó, supuestamente, la vergüenza y se arrojó al paso de un tren en marcha. También se sindica, como máximo ladrón, al otro “rey del fútbol” y presidente de la AFA, Julio Grondona, histórico dirigente fallecido el 30 de julio de 2014. Lo reverenciaban. ¿Cómo es posible que durante años en sus funciones altamente sospechado, nadie de la Justicia, ni los representantes legislativos, o ningún político haya movido un dedo para investigarlo? El que calla otorga y la sociedad argentina tiene por costumbre permanecer en silencio. ¡Así es como nos va!

Alejandra Pérez Ortega

[email protected]


Único árbol de la especie

Quizá por su altura, algunas maravillas pasan desapercibidas. Es lo que vengo a contar en este caso, y está relacionado con la botánica. En la esquina Sudoeste de la avenida Aconquija y Anzorena, con exactitud al inicio Este de la Villa de Marcos Paz, ha florecido un extraordinario ejemplar de Brachychiton acerifolius. Árbol gigantesco y con racimo inmenso de flores en su copa y a media altura. Está floreciendo ahora y, sus pequeñas e individuales flores están cayendo al suelo (mucho por el calor reinante). Es un ejemplar que ha sido atacado de formas diferentes. Por plantarlo en un cantero del tamaño para que viva un rosal, por los faroles, cables, y/o guirnaldas que dañaron su corteza. Aunque, muy a pesar de la incuria de nuestros ciudadanos, este año ha vuelto florecer. Es un ejemplar único (que se sepa hasta ahora) en la Provincia. Seguramente habrá otro/s y, sería bueno que se supiera dónde están para inventariarlos para el progreso de la ciencia y, además, enriquecer nuestra identidad provinciana, tan deteriorada en estos días por el descuido y la inconsistencia sobre nuestros valores patrimoniales. Cuidemos los árboles como si fuera nuestra casa; ellos cobijan nuestros pájaros, nos generan oxígeno, sombra y frescura. Estas especies únicas nos identifican (o identificaban) como Jardín de la República.

Manuel A. R. Sancho Miñano

Juan Heller 164

Yerba Buena


El mate, un símbolo nacional

¿Cómo es posible que nuestra tradición sea menospreciada? Se me hace imposible imaginarme una Argentina cuyo símbolo nacional no sea el mate. Y que sea asociado a lo “grasa”, a lo inmoral, a lo “poco estético”, como diría Cinthia Solange Dhers, o #LaChetaDeNordelta en su audio tan famoso que revolucionó a todo un país. Porque el mate es lo que nos une, es tradición, es cultura, es el gaucho, es el Norte y es el Sur, es el Este y el Oeste, es nuestra tierra. Es el asado de los domingos, es la reunión de la familia y de los amigos. Es lo primero que se pregunta cuando entramos a una casa: “¿tomamos mate?”. Como bien dijo una vez nuestro querido Guillermo Francella; uno puede cambiar de casa, de trabajo, o incluso de religión, pero jamás podemos cambiar nuestra pasión. Y eso es para nosotros el mate, eso y mucho más.

Florencia Luminari

[email protected]


Trámites en la Anses

A través de esta columna quiero solicitarle al gerente de la Anses UDAI Tucumán la solución del caso de mi tía Beatriz Alicia Díaz. De acuerdo con lo que surge del sistema “Mi Anses”, a ella le corresponde una modificación en sus haberes como pensionada, por aplicación del programa Reparación Histórica. Esa información (de que su trámite se encuentra “en estudio”) fue obtenida en agosto de 2016, es decir hace un año y tres meses, sin que hasta el momento se haya hecho efectivo el beneficio. Mi tía es una persona de 89 años y se encuentra atravesando un delicado estado de salud. Tuvo que ser operada tres veces de la cadera, le pusieron clavos y en la última intervención una prótesis. Yo me encuentro dedicada a cuidarla y soy su apoderada. Por eso le pido al señor gerente de la Anses que cumpla con lo que está legalmente establecido. No pido otra cosa que celeridad en trámite, ya que he tenido conocimiento que hay muchas personas con igual gestión y fechas que ya se encuentran cobrando. Mi tía espera su respuesta para cobrar lo que le fue quitado durante varios años.

Juan José Molina

Avenida Ejército del Norte 735

San Miguel de Tucumán


La familiar “primera confitería”

La gente va perdiendo los espacios que fueron bellos y atrapantes, por que permitían disfrutar una jornada de solaz, sea solo o en familia. En el caso de la llamada “primera confitería”, todos sabíamos de su continuo deterioro y, con el paso de los años, pasó a ser una visión fantasmal dentro del paisaje de subida al cerro. A veces creo que no es casual el despropósito de las autoridades para “matar” un lugar familiar y de recreación. El que tiene memoria recordará aquellos años de oro de un espacio emblemático, con personajes como “Tarzán”, que se arrojaba amarrado a “una liana” a la piscina. Eran otros tiempos y circunstancias. Una herencia de los tucumanos que, al menos hoy, no pueden gozar las nuevas generaciones.

Carlos Rubén Avila

[email protected]


Nos indigna la libertad

Los argentinos no podemos con la opinión del otro. No sabemos manejar la diversidad, no entendemos su importancia ni velamos por su continuidad. Nos parece aberrante, patético, ridículo que el otro piense distinto porque “nosotros no nos equivocamos”, ellos sí. Un voto a un partido político, una marcha a modo de protesta, un descargo o una toma de postura en un tema, todo nos molesta, nos inquieta, nos vuelve irascibles y nos saca de quicio. No nos escuchamos, no nos entendemos, no reflexionamos, no nos ponemos en el lugar del otro; sólo nos tratamos de ignorantes, discutimos un rato y nos eliminamos de las redes sociales porque “¿cómo podemos compartir un espacio (así sea virtual) si no pensamos igual? Estamos en tiempos bizarros. Vivimos gritando como locos que expresarnos libremente es nuestro derecho y que debe ser respetado. Pero ojo, sólo es nuestro, no de los demás. Vivimos pidiendo que no nos censuren, que escuchen nuestras demandas, pero sólo las nuestras, no vaya a ser que escuchen las de los otros. No entendemos o, más bien, no queremos entender que la libertad no es sólo nuestra, es de todos y que si no dejamos que sea de todos, en realidad, no es de nadie.

Abril Seminario

[email protected]


Día Mundial de la Filosofía

En 2005, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) estableció oficialmente el tercer jueves de noviembre de cada año como Día Mundial de la Filosofía (en 2017, es hoy) para subrayar que esta disciplina estimula el pensamiento crítico e independiente y contribuye significativamente a un mejor entendimiento del mundo, promoviendo la paz y la tolerancia. La filosofía no soluciona todas las dificultades de los seres humanos, pero, como escribió el pensador argentino Francisco Leocata, ayuda para que la vida humana alcance mayor nivel y plenitud. Un aporte relevante de la filosofía, entre otros, es que desarrolla progresivamente la capacidad de comprensión, análisis y reflexión. En la Argentina un gran número de alumnos del nivel primario, secundario y superior manifiesta serias dificultades en la interpretación de lo que lee y en la capacidad de pensar críticamente. Si en los programas de estudio de los diferentes niveles del sistema educativo se diera mayor importancia a la filosofía, se podría encontrar una vía de solución a los inconvenientes mencionados.

Pablo Santiago Furlotti

[email protected]

Comentarios