Urgente llamado por el cambio climático

La ONU habló de la “amenaza decisiva de nuestros tiempos”. “Tenemos que actuar ahora”, reclamó el presidente de la reunión en Bonn. Compromisos con miras a 2018

16 Nov 2017
1

EMMANUEL MACRON. El francés responsabilizó a los países ricos. Reuters

BONN, Alemania,- En la capital alemana arrancó ayer la etapa decisiva de la 23 conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP23) con un llamamiento a los países a redoblar esfuerzos para implementar el histórico Acuerdo de París contra el cambio climático.

“Tenemos que actuar. Y actuar ahora”, urgió Frank Bainimarama, primer ministro de las Islas Fiyi y presidente de esta cita en Bonn. “Estamos representando los intereses de la gente y los lugares que llaman su hogar (...) Estamos todos en la misma canoa”, repitió el primer presidente de una cumbre que proviene de ese pequeño estado insular, extremadamente vulnerable al cambio climático.

“El cambio climático es la amenaza decisiva de nuestros tiempos. Nuestro deber, mutuo y hacia las generaciones futuras, es elevar nuestras metas. Tenemos que hacer más en cinco áreas de objetivos: emisiones, adaptación, financiación, cooperaciones y liderazgo”, instó el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. Delegados de 195 países se dieron cita en Bonn para consensuar la letra chica del Acuerdo de París, firmado en diciembre de 2015, para limitar el calentamiento del planeta. Los instrumentos legales que derivarán de estas negociaciones deberán ser aprobados en la cumbre en Kattowice, Polonia, a finales de 2018.

Entre los temas candentes figuran la forma en la que se medirán y reportarán las emisiones de dióxido de carbono de forma de que ningún país pueda “maquillar” su desempeño.

El Acuerdo de París tiene como principal objetivo limitar el calentamiento de la atmósfera terrestre por debajo de los 2°C en comparación con la era preindustrial. Es una meta difícil de alcanzar si se tiene en cuenta que las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) volverán a aumentar este año, en cerca de 2% alertó un informe. El límite de dos grados de aumento de temperatura está considerado el máximo posible para evitar consecuencias catastróficas. Según la Organización Meteorológica Mundial, la temperatura del planeta ya es 1,2 grados más alta que en la era preindustrial.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, destacaron la responsabilidad de los países ricos como principales causantes del cambio climático y su deber de ayudar a los Estados más vulnerables. (DPA)

BONN, Alemania.- Argentina quedó en el puesto 46 del índice anual de los esfuerzos que realizan los países para frenar el calentamiento global, según consta en el informe presentado por las organizaciones Germanwatch, NewClimate Institute y Climate Action Network.

El país encabeza el grupo de Estados con desempeño “muy pobre” en emisiones de gases de efecto invernadero y “pobre” en el uso de energía y en la inversión en renovables, pero puede mejorar de cara al próximo año, dijo Jan Burck, experto de Germanwatch y uno de los autores del informe presentado en el marco de la conferencia del clima (COP23) en Bonn.

“Argentina tiene el problema de que el Gobierno anterior no hizo absolutamente nada. Esto quiere decir que Argentina es un perdedor porque el gobierno anterior ignoró por completo la protección climática”, fue enfático el especialista alemán en cambio climático y energía respecto del Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner.

“El nuevo Gobierno es mejor, esto no se ve todavía en los datos, es algo que necesita tiempo. La valoración de la política de cambio climático no es mala en realidad, han propuesto una agenda relativamente ambiciosa para el G20 durante su presidencia”, agregó.

Burck reconoció que Argentina sigue siendo fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente por su sector agropecuario, pero consideró que, son políticas adecuadas, el próximo año Argentina podría salir de la lista de los países más contaminantes. (DPA)

Comentarios