El centro de Concepción se renueva con la construcción de tres semipeatonales

En enero comenzarán los trabajos para convertir en tres cuadras de la calle San Martín, la principal de “La Perla del Sur”. Las obras incluyen, además, forestación, nueva iluminación, cestos, bancos y reconstrucción de desagües. Los comerciantes exponen sus preocupaciones.

16 Nov 2017

La “Perla del Sur” se renueva y lo hace de tal manera que pueda sentirse merecedora de ese apelativo. Un equipo técnico de la Municipalidad de Concepción presentó ante comerciantes y vecinos el proyecto de construcción de la semipeatonal San Martín. La obra -que se pondrá en marcha el 9 de enero- se extenderá a lo largo de 300 metros de la principal arteria de la ciudad y se integra al proyecto de remozamiento de la plaza Mitre y alrededores. “Se va a tratar de un lugar acogedor, que invitará a ser disfrutado. Es indispensable hacerlo a fin de brindar un mejor espacio a los ciudadanos”, destacó el arquitecto Carlos Tarulli, de la Dirección de Obras Públicas de la Municipalidad.

El proyecto, presupuestado en $ 22 millones, es ambicioso. La semipeatonal se extenderá de este a oeste desde las vías del ferrocarril hasta la plaza Mitre. Se prevé extenderla, en el futuro, 200 metros más, hasta la escuela Uladislao Frías.

Emiliano Morelli, de Planeamiento Urbano, precisó que la semipeatonal requirió un estudio minucioso, ya que es un área colapsada y degradada: veredas reducidas, tránsito intenso, calles sin forestar. “Es un ámbito árido, con contaminación visual y que no invita a pasar por allí a disfrutar de un buen momento”, observó.

Debido a estas circunstancias el proyecto -que está en vías de ser adjudicado a la empresa Horbet SA- contempla eliminar el cableado aéreo para transformarlo en subterráneo, ampliar las veredas, reducir a un carril la calle, forestar con árboles de porte, renovar el sistema de iluminación, instalar bancos y cestos de residuos. También los desagües y sistemas cloacales serán reconstruidos.

La iniciativa cuenta con financiamiento de la Nación y el apoyo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y del Centro de Defensa Comercial del Sud (CDCS), que preside Julio Delgado.

Una vez que las obras estén concluidas habrá cambios en el tránsito. Los rodados pesados, por ejemplo, no podrán ingresar en la semipeatonal. Tampoco se destinará un espacio para la carga y descarga de mercadería. Este procedimiento sólo se podrá hacer por la calle Presidente Roca, que atraviesa la San Martín.

Dudas y preocupaciones

La exposición del proyecto se desarrolló en la sede del CDCS, en un clima de preocupación e inquietudes por parte de los comerciantes respecto de un eventual impacto negativo de las obras en las ventas.

Los hombres de negocios aclararon que no están en contra de la iniciativa municipal, pero admitieron que los desvela la posibilidad de que durante los cinco meses que podrían durar los trabajos caigan las ventas.

“Las calles van a ser intervenidas por máquinas y obreros y el movimiento de gente va a disminuir. De ahí la necesidad de que el plazo de la obra deba reducirse. Nosotros tenemos personal y costos de mantenimiento muy elevados; no queremos llegar al límite de incumplir”, expuso José Azubel, uno de los comerciantes de la San Martín.

Ante el reclamo, Tarulli dijo que la intendencia tiene la intención de ocasionar el menor impacto negativo posible al comercio de la zona. No obstante, comparó: “como sucede en nuestra casa cuando hacemos obras para mejorarla, estas provocan incomodidades ineludibles”. Agregó que se procurará que las obras de la semipeatonal no se prolonguen más allá de lo planeado.

Napoleón García, dueño de un comercio, replicó: “no hay que olvidarse de que los meses en que se harán las obras son muy lluviosos y obligará a la suspensión de los trabajos. De modo que la culminación podría demorar más de cinco meses”.

También preocupa la falta de un sitio para carga y descarga. “Observo que nada nos garantiza que la arteria designada para esta tarea vaya a estar siempre disponible, porque aquí los transportistas rurales se creen los dueños de la calle. El control del tránsito es deficiente”, planteó otro comerciante. A esto, Tarulli explicó que confía en que la inminente inauguración de la Terminal de Ómnibus desplazará hacia esa estación el movimiento de los autos rurales.

Sin embargo, se le insistió en la necesidad de la presencia de agentes municipales de tránsito. “Si no se hace respetar al peatón y el tránsito sigue siendo un caos, con motociclistas que hacen ‘willy’ en pleno centro y a cualquier hora del día, la San Martín seguirá siendo un problema para todos”, advirtió García.

Beneficios

Como contrapartida, Delgado, el titular del CDCS, sostuvo: “el impacto visual y económico que generará esta semipeatonal va a ser muy positivo. Nosotros, los comerciantes, tenemos el desafío de adecuarnos a esta transformación. La actividad turística también se verá beneficiada por este plan estratégico de desarrollo urbano”. Tarulli cerró destacando: “Del cambio que proponemos tienen que ser protagonistas todos”.

Comentarios