“La cultura es un ecosistema vivo”, según Marilyn García de la UNL

Dirige el Foro Cultural de la Universidad Nacional del Litoral, que cumple una década con propuestas de producción artística.

14 Nov 2017
2

PRODUCCIÓN PROPIA. La Comedia Universitaria estrenó hace 10 días “La jauría de las damas” en Santa Fe.

“La cultura siempre es una herramienta transformadora vinculada con lo social. Queremos corrernos de la idea de una universidad desembarcando en un lugar para luego irse, pretendemos desarrollar programas que permitan la propia creación de los individuos participantes en cada espacio. Salimos del concepto de que lo académico lleva consigo el saber, para reconocer que ese saber está también en el otro”.

A partir de esa definición, expresada por la directora del Foro Cultural de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Marilyn García, la casa de altos estudios de Santa Fe construyó su plan de acción hace una década, con tres líneas complementarias entre sí: la formación académica (incluye practicantías de alumnos de escuelas de oficio, como la de técnico iluminador con tutores para la puesta de luces); la exposición y representación de teatro, danza, música y artes plásticas; y el fomento a la producción. Además, alberga otras propuestas, como el Argentino de Artes Escénicas, un encuentro que tuvo lugar hasta el sábado y del cual participó el elenco tucumano de “Amar amando”, uno de los más aplaudidos entre los 18 que estuvieron en el festival.

Para atender sus objetivos, el Foro cuenta en pleno centro santafesino con tres salas (una experimental de artes escénicas, un auditorio y una sala de exposiciones), junto a un edificio histórico centenario donde funcionaba la Sociedad Cosmopolita, y con una biblioteca pública y popular, además de un museo que funciona por aparte. “Tener estos lugares permite llevar adelante actividades que se venían realizando en otros sitios, y facilita el tiempo de la producción, que es muy particular”, remarca García.

- Institucionalmente, dependen de una Secretaría de Cultura, independiente de la de Extensión. ¿Qué implica este modelo?

- La Secretaría pasó por varios estadíos hasta que hace 10 años se la jerarquizó. Extensión y Cultura se articulan entre sí en el gabinete, pero además estar en ese rango nos permite trabajar directamente con todas las otras áreas académicas, lo que aumenta la responsabilidad. Muchos programas que encaramos son para vehiculizar y atender las expectativas y las creaciones artísticas que se producen en todas las carreras. No tenemos una Facultad de Artes, pero dictamos materias electivas que los alumnos deben cursar para acreditar, con perfil académico vinculado con lo artístico y cultural, algunas específicas y otras transversales. Hay teatro, cine, artes plásticas, patrimonio, fotografía, teatro danza, oralidad y herramientas de lo discursivo, porque en muchas carreras sólo hay exámenes escritos y los egresados fracasan en una entrevista laboral o al explicar sus proyectos en forma oral. Sí tenemos carreras artísticas que permiten una titulación superior como licenciado a quienes aprueban los estudios terciarios provinciales en teatro y artes visuales.

- ¿Hay una apuesta a salir de las salas a espacios no convencionales?

- La UNL tiene un trabajo territorial muy fuerte y las actividades culturales son un vehículo y una herramienta que posibilita igualar a todos en un mismo discurso. Cuando llegás a un espacio con una propuesta cultural, es un hecho transformador que no hace falta explicar, moviliza cosas independientemente de las disciplinas con las que se trabaje, porque tiene que ver con los sentidos y con la sensibilidad y con los lenguajes universales artísticos. Procuramos crear un espacio fértil para que el otro encuentre las posibilidades para poder crear sus producciones y discursos culturales, y emitir sus mensajes. Desde los 60 la cultura tiene una presencia contundente en la universidad, por ejemplo el instituto de cine con Fernando Birri.

- ¿Desde qué visión de la cultura trabajan?

- Desde un concepto vinculado con lo orgánico en tanto ecosistema vivo, que lo expresamos en el proyecto Germina Cultura. Si tenemos una pata tan fuerte en esta área significa que estamos pensando en la formación de ciudadanos íntegros y en un sentido amplio, no sólo en lo moral, con mucha conciencia en la construcción de sentido, en la formación crítica, en el aporte a la identidad y con lo que tiene que ver con la educación.

- ¿Es un espacio vincular?

- El Foro es el lugar donde la universidad se vincula con la sociedad y consigo misma a través de la cultura. Su existencia nos permitió pensar en espacios de producción a través del programa Trayectoría, que es un neologismo que quiere decir factoría de trayectos, y del cual se estrenaron ahora las obras “Transmuteiyon”, una intervención coreográfica que hacemos al aire libre y en instituciones educativas y de salud; la obra teatral “La jauría de las damas”, dirigida por Adrián Airala y dentro de la Comedia Universitaria; y un libro-álbum con leyendas y mitos de la región, que se trabaja con escuelas públicas primarias y secundarias. Abordamos la investigación, producción y extensión o circulación de lo producido en lo escénico teatral.

- ¿Cómo se eligieron los proyectos?

- Por concurso. En el caso de la Comedia, tiene 14 años de existencia pero es la segunda experiencia en este formato, porque antes se convocaba a un director específico. No hay un elenco estable, sino un presupuesto asignado que en este caso fue de $ 160.000 para seis meses de trabajo. De esta forma, entendemos que se democratiza la posibilidad de todos de llegar a la UNL y se le brindó otra impronta, porque ya no es el espacio de consagración, aunque siga siendo un lugar de fuerte reconocimiento. Además, estamos mucho más vinculados a la formación con el acompañamiento en el proceso de producción a través de un tutor, y a la profesionalización artística de una manera colaborativa. Por otra parte, alentamos a la formación de grupos que incluyan la figura del productor, que es una herramienta importante y está muy descuidada. Su existencia ayuda a que el director descanse en lo artístico y no se tenga que ocupar de otras cosas. Respetar a cada uno en su especialidad potencia el trabajo de cada uno y genera un emprendimiento cultural que funcione como espacio laboral.

- ¿Cómo se respeta el legado de la Sociedad Cosmopolita?

- Esas sociedades estaban basadas en la idea del socorro mutuo, de una acción social muy fuerte entre inmigrantes de un mismo origen. Es muy importante el concepto de que sea cosmopolita, y que se mantenga como un Foro abierto a todas las experiencias artísticas de modo dinámico y articulado con la sociedad, en especial con los grupos independientes. Apostamos a la continuidad de los proyectos como el Argentino de Artes Escénicas, y, al mismo tiempo, a la posibilidad de repensar todo lo que hacemos.

Comentarios