El Gobierno nacional afirma que Manzur “rompió códigos”

Bussi dijo que optó por la oposición para que el Concejo Deliberante controle a la Intendencia.

12 Nov 2017
1

GARCÍA DE LUCA. Secretario del Interior de la Nación.

La Nación siguió con atención-y preocupación- el cambio de autoridades del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán. La decisión de la Casa de Gobierno local de hacer valer su mayoría -con el apoyo de las dos bancas del bussismo- y de excluir al oficialismo municipal de la mesa cayó mal en Buenos Aires.

Hasta el viernes, el cuerpo era conducido por Javier Aybar, concejal peronista afín a la gestión de Germán Alfaro (Cambiemos). Fue reemplazado por Armando Cortalezzi, quien tras un pedido del gobernador Juan Manzur (PJ), renunció como interventor de la Caja Popular de Ahorros (CPA) y dejó sin efecto la licencia de la que gozaba desde 2015.

El secretario del Interior de la Nación, Sebastián García de Luca, brindó su respaldo político “total” al jefe municipal en diálogo con LA GACETA. Lamentó que las internas en el justicialismo terminen perjudicando “una tradición (las mesas de conducción legislativas suelen tener representantes de los sectores políticos mayoritarios) y el respaldo en la presidencia del Concejo que definieron los tucumanos en su momento, mediante el voto”, consignó el funcionario de la cartera que encabeza Rogelio Frigerio.

“Si el intendente y sus concejales fueron electos, debe haber respeto y búsqueda de consenso para que (la mesa de conducción) vaya en línea con lo que eligió el vecino. No digo que lo que hicieron es ilegítimo, porque está en el marco del juego político, pero va en contra de la legitimidad que le dio la gente al intendente. Hay códigos políticos que hay que respetar y el Gobierno provincial no los respetó”, consideró el macrista.

Tras la renovación de autoridades, Alfaro apuntó contra los líderes del oficialismo provincial Manzur, Osvaldo Jaldo y José Alperovich. Los responsabilizó por la situación y la calificó como “una nueva forma de fraude a la democracia”. Advirtió que la intención es entorpecer su gestión.

El concejal republicano Ricardo Bussi, que junto a su par Eduardo Verón Guerra dieron los votos clave la conformación de la mesa propuesta por el peronismo, defendió ayer la decisión. “Pusimos las cosas en su lugar”, afirmó. “Hasta acá el intendente controlaba al Concejo, ahora será el Concejo el que controle al intendente, y así debe ser, ya que así lo prevé el sistema republicano. El desafío de Fuerza Republicana (FR) ahora es que el PJ no se extralimite y ate las manos al intendente. Esto no puede ser una guerra. FR tendrá que poner el justo equilibrio”, adelantó. “Alfaro, Cortalezzi y Aybar son todos peronistas ... fue muy difícil escoger entre ellos. FR optó por el opositor”, justificó con ironía.

Cortalezzi estará acompañado por los peronistas José María Franco y Belén Cruzado Sánchez. Reemplazaron, tras dos años consecutivos, a los alfaristas Raúl Pellegrini y Roberto Ávila en las vice presidencias primera y segunda, respectivamente.

Comentarios