Un feria de alimentos ya generó negocios por U$S 150 millones

Se trata de una muestra inusual para el Hemisferio Sur, con el fin de captar nuevos mercados, dijeron ejecutivos de la citrícola San Miguel.

09 Nov 2017

“Esto es relevante no sólo para San Miguel, sino para el país. En todo el hemisferio Sur no hay una feria de esta relevancia; nosotros, para poder estar en una feria con los grandes compradores internacionales, tenemos que ir al hemisferio Norte; a España, a Francia, a Alemania, a Moscú, a Hong Kong, a EEUU. Hasta ahora, en el hemisferio Sur esta posibilidad no existía”. Desde Buenos Aires, con entusiasmo inocultable, el gerente de Comunicaciones Corporativas de San Miguel, Federico Böttcher Sorondo, destacó ayer, en diálogo con LA GACETA, la importancia estratégica de la Feria AlimentAR 2017, que se desarrolla hasta mañana en Tecnópolis. En los stands que confluyen en AlimentAR, en los que se exhibe la diversidad de la producción agroalimentaria de la Argentina, “se ve la riqueza y la variedad de lo que hay en nuestro país, desde los vinos, los jugos, hasta las galletitas... lo que fuere”, añadió. Böttcher Sorondo expresó que muchos países vinieron a ver la producción con valor agregado que se hace en la Argentina. Y destacó que, según informó el secretario de Emprendedores y PyME, Mariano Mayer, hasta ayer ya se habían concretado en las rondas de negocios previas operaciones por 150 millones de dólares.

“Que desde Argentina se haya promovido una feria de este tipo, donde podamos contactarnos con compradores de todo el mundo, es algo casi revolucionario. Es algo que no había pasado nunca; y está ocurriendo: y es algo que todo el sector agroalimentario debe valorar y acompañar. Y debe aportar para que esta feria, que es incipiente, siga creciendo; porque tiene un futuro notable. Es la primera vez que los del norte vienen para el sur”, enfatizó el empresario.

Más allá de la importancia de la Feria, ya en lo que respecta a San Miguel SA, Böttcher Sorondo destacó que mantuvieron reuniones con operadores, desde Ucrania hasta Nicaragua, sondeando oportunidades de negocios. “Una particularidad es que en paralelo a la Feria se hizo una ronda de negocios en la que compradores de todo el mundo y proveedores, agendan a través de una plataforma on line una serie de reuniones cortas, por las cuales se generan muchas relaciones”, añadió.

- Al margen de lo que surja para San Miguel en la Feria, ¿cuál es su balance de este año?

- Desde ya, que nuestro gran hito han sido las operaciones en Perú. Para nosotros es uno de los grandes hechos destacados del año, así como la emisión de acciones, que fue muy exitosa y que, de hecho, fue lo que nos permitió obtener los recursos para concretar nuestra operación en Perú. Y cuando lo miremos en perspectiva dentero de unos años, lo valoraremos ehn su real dimensión. Es la primera vez que incorporamos la producción de frutas por fuera de los cítricos, particularmente desde el ingreso en el Uruguay, y con el trabajo que se hizo con los productores locales en el litoral con los demás cítricos. En los próximos mos días vamos a tener nustro primer embarque de uvas desde Perú hasta Estados Unidos. Es un momento realmente trascendental para la historia de San Miguel,. Quizás es el principio de algo tan relevante como el negocio citrícola.

- ¿ Dónde producen?

- Tenemos dos regiones de producción en Perú, que tiene unas condiciones muy favorable para una uva de mesa premium, muy valorada para consumo de mesa, especialmente para los Estados Unidos. Y la gran ventaja es que justo se abre una ventana: cuando Estados Unidos está sin uva propia ni chilena, justo entonces ingresa la uva de Perú. Pero allí no solo tenemos uva; también mandarina y palta.

- ¿Y para el caso de Tucumán, se están barajando proyectos de expansión?

- Obviamente, Tucumán es la plataforma de crecimiento de San Miguel para el mundo. San Miguel hoy tiene prácticamente equilibrado el balance entre el fresco y lo procesado; el jugo del limón, la pectina; el aceite que está en la piel de la fruta. Cada uno de esos productos tiene su mercado en el universo de las bebidas, de los sabores y de las fragancias. Tucumán es el gran polo limonero: el 60 % del limón procesado del mundo sale de Tucumán, con lo cual tenemos un valor enorme; y es mucho más lo que podemos capturar todavía.Y de hecho vamos a seguir invirtiendo, para estar cada vez mejor parados.

Comentarios