Los costos de la expansión de la ciudad

08 Nov 2017
1

Gabriel Lanfranchi y Juan Ignacio Duarte
 director e investigador asociado, respectivamente, del programa de Ciudades de CIPPEC
Gabriel Lanfranchi y Juan Ignacio Duarte - Director e investigador asociado, respectivamente, del programa de Ciudades de CIPPEC

El Gran San Miguel de Tucumán se encuentra entre las ciudades argentinas que se expandieron muy por encima del crecimiento poblacional. Entre 2013 y 2016, el área urbana se expandió a una velocidad mucho mayor a la que creció la población. Mientras la población creció a un ritmo de 0,95% anual, el área urbana se expandió al 2%. El 84% de esa expansión correspondió a usos residenciales. Las urbanizaciones cerradas explicaron el 27% de la expansión en el período, mientras que la vivienda social representó el 19%. Los loteos residenciales abiertos explicaron el 31% de la expansión. En tanto, los loteos informales representaron el 7% del total.

Una ciudad es compacta cuando su trama urbana posee una mezcla de usos y densidades, accesibilidad a los servicios y equipamientos y carece de grandes espacios sin uso en el interior de su perímetro. En contraposición, una ciudad es difusa si se caracteriza por la baja densidad, la separación de usos y niveles más altos de segregación social, es decir barrios de clases altas separados de los barrios donde viven los sectores populares.

En general, las ciudades argentinas deben ser más compactas. Cippec está detectando que las áreas urbanas de los principales aglomerados urbanos del país están creciendo a un ritmo muy superior al que crece la población, lo que representa un problema para los gobiernos locales, el ambiente y la sociedad en su conjunto. Para los municipios, se vuelve más caro brindar los servicios que la población demanda. Por ejemplo, hay que construir redes de infraestructura de mayor longitud y resulta más costoso brindar servicios de transporte público y recolección de residuos. Además, la expansión urbana se realiza sobre tierras que a menudo cumplen funciones ambientales importantes o sobre tierras productivas que implicaron fuertes inversiones de la sociedad en su conjunto. Esta situación genera riesgos ambientales para la población y dificultades para la producción que se da en dichos territorios.

Desde el punto de vista social, la ciudad extendida promueve la segregación, hace que las familias vivan lejos de los lugares de trabajo, servicios, consumo y esparcimiento, lo que aumenta los costos y el tiempo de desplazamiento, sea en transporte público o en autos privados.

La Argentina, junto a los 166 países participantes de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat 3), acordó en 2016 el documento denominado Nueva Agenda Urbana. El texto incluye, entre otros compromisos para los próximos 20 años, que las ciudades sean más compactas.

Este y otros temas, como la calidad del crecimiento urbano para el conjunto de los aglomerados urbanos del país, serán ejes de la presentación que realizará Cippec hoy en la Sociedad Central de Arquitectos en la ciudad de Buenos Aires.

Comentarios