Con más pruebas, Lebbos quiere evitar que la causa prescriba

Pidió a la Sala III que el juicio oral se realice antes de fin de año

08 Nov 2017
1

RECLAMO. El padre de Paulina pidió que el juicio oral se concrete. la gaceta / foto de franco vera

Alberto Lebbos se enfrenta por estos días al paso del tiempo judicial. “Once años han pasado, una vida”, remarcó. El padre de Paulina, la joven asesinada en febrero de 2006, solicitó ayer a los jueces de la Sala III que definan la fecha del juicio oral contra los imputados por el supuesto encubrimiento del homicidio de su hija. Con fuerte acento, pidió que esta etapa se concrete antes fin de año.

La pelea judicial de Lebbos se centra a partir de ahora en evitar mayor dilación y que ello impida la prescripción de la causa en febrero, cuando se cumplan 12 años de la muerte de la joven. “Venimos exigiendo que el juicio se concrete entre este mes y diciembre, y que no se dilate más, ya que tenemos el temor a que prescriba”, dijo.

El período de prueba (práctica de las diligencias probatorias) venció ayer y, según remarcó el padre de Paulina, los magistrados de la Sala III -Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto- “no tienen impedimento alguno desde ahora para establecer la fecha de esa etapa hasta fin de año”. Consideró, asimismo, que no hay argumento para que el juicio oral se lleve adelante después de febrero del año próximo.

“Durante este período había que presentar las pruebas testimoniales, documentales y periciales. Todas las evidencias que se fueron recolectando durante estos años, más las que recabamos, marcan con contundencia una directriz: hay una maniobra de encubrimiento desde el poder”, señaló.

Lebbos aseguró que las pruebas muestran cómo, desde la entonces fiscalía de Carlos Albaca, “ha dejado que las evidencias genéticas se deterioraran y que se destruyeran muestras importantes para hacer las comparaciones con los presuntos responsables de la muerte de Paulina”.

También remarcó que, a través de la investigación del fiscal Diego López Avila, “se ratificaron las maniobras cometidas, respecto del encubrimiento por parte de funcionarios”.

“Van desde decir que la Policía encontró el cuerpo (de Paulina), destruir el lugar del hecho y amenazar a los testigos hasta falsear actas de procedimiento hasta desviar la investigación. Y después todas las maniobras que han hecho los abogados d defensores, dilatando el proceso en busca de que la causa prescriba”, añadió.

En la causa que investigan el asesinato de Paulina están imputados los ex funcionarios alperovichistas Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad; Hugo Raúl Sánchez y Nicolás Barrera, ex jefe y ex subjefe de la Policía, respectivamente; Héctor Rubén Brito, ex subjefe de la Regional Norte; y el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez. Además, Roberto Luis Gómez es el único que estuvo con prisión preventiva.

“Insisto, al hacer una revisión de toda la situación, hay una responsabilidad ideológica de José Alperovich en la maniobra de encubrimiento. Es indubitable, no hay ninguna duda. Él les dio protección a todos los encubridores”, enfatizó Lebbos, apuntando al ex gobernador de la provincia.

“Si todas estas personas se dicen que son inocentes, vayamos a un juicio oral y se termina todo”, reclamó, y agregó: “como todos los imputados, Alperovich también se va a tener que sentar en el banquillo de los acusados a responder por todas las acciones y omisiones que ha cometido. No buscamos venganza; sólo que se haga justicia”.

El tribunal solicitó medios a la Corte Suprema

La Sala III de la Cámara Penal de esta ciudad prefiere pecar por precavida y no pagar las consecuencias de la falta de previsión. Por esa razón, los camaristas Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto se reunieron con los vocales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán para plantearles sus necesidades e inquietudes organizativas respecto del juicio oral del caso “Lebbos”, que aún no tiene fecha, pero cuya fijación sería inminente (se informa por separado).

Durante el encuentro sostenido a finales del mes pasado, los integrantes de la Sala III dijeron a la Corte que la entidad de la causa demandaba un salón adecuado para contener al público, un equipo de audio en buenas condiciones y medidas de seguridad. “Les daremos todo lo que precisen”, dijo al respecto Antonio Gandur, titular saliente de la Corte (su mandato vence el 26 de este mes y, luego, será reemplazado en esa función por el vocal Daniel Posse). Gandur explicó que el juicio podría tener lugar en el salón de actos Juan Bautista Alberdi, que es el reservado para los actos institucionales. “Mandamos a revisar el sistema de sonido. Y si hay que comprar uno nuevo, lo compraremos”, anunció.

Comentarios