Declaran hoy los testigos de la causa Ciccone

El ex vicepresidente y su socio y amigo Núñez Carmona llegarán desde la cárcel de Ezeiza.

07 Nov 2017
1

ILEGAL. Boudou fue detenido el viernes pasado, en la causa en que la se investiga enriquecimiento ilícito y negociaciones incompatibles con su función. telam

BUENOS AIRES.- Los testigos en el juicio oral contra el ex vicepresidente, Amado Boudou, por el “caso Ciccone” comenzarán a declarar hoy ante el Tribunal Oral Federal 4, en el edificio judicial del barrio de Retiro.

En la causa, además de Boudou que sigue detenido, son juzgados los empresarios José María Núñez Carmona (amigo y socio de Boudou), Alejandro Vandenbroele (titular del grupo The Old Fund y sería el testaferro del ex vicepresidente), Guido Forcieri, (asesor del Ministerio de Economía cuando Boudou era ministro), Nicolás Ciccone (ex socio y propietario de la imprenta) y Rafael Resnick Brenner (directivo de la AFIP)

Los testigos deberán comparecer a primera hora ante los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Jorge Gorini.

Boudou se encuentra detenido desde el viernes 3 de noviembre, por orden del juez federal Ariel Lijo por supuestamente entorpecer una investigación en la que está acusado por tres hechos de lavados de activos y asociación ilícita.

Junto con Boudou también fue detenido -el viernes último- su ex amigo y socio Núñez Carmona, en el marco de los mismos hechos.

Nuevo querellante

En tanto, Luis Scolari, un ex socio del ex vicepresidente y de Núñez Carmona en Mar del Plata, reiteró ayer su pedido ante el juez federal Ariel Lijo, para ser incorporado como querellante contra los detenidos por haber utilizado su nombre y firma en negocios a través de la empresa que tenían en común WSM.

Así lo reveló el abogado Julio Razona, representante del empresario quien había denunciado a sus ex socios en 2014, por usar su firma, aparentemente falsificada, sin su autorización, cuando estuvo enfermo, en varios emprendimientos con la empresa donde tenía el 50% accionario.

Boudou está acusado de haber recibido coimas y haber realizado negociaciones incompatibles con la función pública, junto a su socio José María Núñez Carmona; el ex funcionario de Economía Guido Forcieri, Resnik Brenner y el monotributista Vandenbroele, cara visible de The Old Fund, la empresa que intervino en el levantamiento de la quiebra de Ciccone.

Interesada

Laura Muñoz, ex esposa de Vandenbroele, reveló años atrás que el padre de su hija era el “testaferro” del entonces ministro de Economía que después acompañaría a Cristina Fernández en la fórmula presidencial para 2011-2015.

Muñoz fue la primera testigo que declaró ayer, pero su ex pareja pidió incorporar como prueba unos expedientes del fuero de familia que tienen que ver con la relación que mantiene con ella y el vínculo con su hija.

Muñoz afirmó, días pasados, que la detención de Boudou, es “un paso más hacia un país normal”. En declaraciones a Canal 9, sostuvo que “la Justicia avanza, investiga y nos va llevando hacia la senda de la verdad. Me parece bien que los que robaron estén presos, porque mientras están en libertad están gastando el dinero que fue de todos nosotros”.

“Estoy rezando para que esta causa tenga un final en paz”, añadió, y recordó que desde que denunció a su ex marido, “fueron años para mí muy duros”, porque “la pelea fue desigual, tremenda. Pensé que quizá yo no iba a llegar a este momento, pensé que no lo iba a poder ver”.

Muñoz subrayó, además, que “ante cualquier cosa mi prioridad era proteger la verdad, por supuesto que a mis hijos y la vida. Pero proteger la verdad y no dejarme sucumbir por ninguna presión”. Según recordó, “tuve que pasar por muchas pericias psicológicas y psiquiátricas, situaciones todas adversas y desconocidas para mí. Los códigos mafiosos a los que estaba expuesta para mí era un mundo desconocido”, agregó.

“Yo creo que todos los que cometen un delito tienen que pagar por él y si son funcionarios públicos tienen que ser más duras las penas. Ellos están ahí para darnos el ejemplo, si cometen un ilícito, la ley y la Justicia con todo su peso tienen que ser muy duras. No solo nos están robando a todos, sino porque es el ejemplo que hay que dar para los futuros gobernantes, para que nadie se anime nunca más ni a mentirnos como nos mintió Boudou, ni a robarnos, ni estafarnos”, resaltó.

El inversor

Vandenbroele figura como titular del fondo de inversión “The Old Fund”, que adquirió la imprenta Ciccone Calcográfica, en una operación que -según Lijo- fue ideada por Boudou como jefe de una asociación ilícita junto a Nuñez Carmona, para quedarse con contratos estatales para la impresión de moneda nacional.

Vandenbroele está citado para el miércoles a las 11, en el juzgado federal de Ariel Lijo. Un día antes, el martes, Boudou y Nuñez Carmona y también Vandenbroele deberán asistir al juicio oral en su contra en la causa que también tramitó Lijo por los delitos en la venta de la imprenta. Boudou como Nuñez Carmona deben ser trasladados por el Servicio Penitenciario Federal a la sala de audiencias. (Télam/DyN)

Comentarios