Cartas de lectores

04 Nov 2017
1

La tarifa social para el agua

Es increíble la crueldad con que ha sido diseñada la tarifa social para el agua en Tucumán, establecida por los decretos Nº 103/3 (MDP) y 1.254/3 (MDP), ambos de 2006, emitidos por el entonces gobernador José Alperovich. En lugar de centrar la atención en la capacidad de pago del solicitante, analizando sus ingresos y los de su grupo familiar para determinar su real estado de necesidad, la normativa legal fija requisitos que exigen que la gente pobre se empobrezca aun más para acceder al beneficio. Ello porque se impone que el solicitante cumpla condiciones tan improcedentes como: 1º) que el consumo de energía eléctrica del inmueble no supere 300 Kwh/bimestral, lo que es imposible en una familia numerosa. 2º) Que en el inmueble no usen telefonía móvil cuando el celular es común aun en las villas de emergencia. 3ª) Que la vivienda esté calificada con TBMZ menor o igual a 2.3 para agua y 3.5 para agua y cloacas, cuando es sabido que existen numerosos casos de viudas o familiares que son pobres, pero por herencia de sus mayores, habitan viviendas de TBMZ superiores (¿es que pretenden que vendan su techo y vayan a una casilla de madera?). Como es la SAT Sapem quien autoriza el beneficio, y es reconocido su afán recaudador, cualquier pretexto burocrático es suficiente para denegar o poner trabas al pedido. Considero que es más humano, moral, ético y socialmente responsable que el beneficio se otorgue en base a la consideración de las reales posibilidades de pago del usuario. Por Resolución Nº 64/292 de 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento, afirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. En el presente caso ¿estaríamos ante la situación que el gobierno de Tucumán, anterior y actual, esta violando los derechos humanos de muchos tucumanos carenciados?

Raúl Giménez Lascano

[email protected]


Subsidio de salud I

En 1996 me jubilé de la Municipalidad con 33 años de servicio, cuando el gobierno provincial transfirió todas las cajas a la Nación y asumió como gobernador Alperovich. Nos daban a los jubilados como “Asignación Complementaria Gob. Tucumán” $ 50. En el Subsidio de Salud crearon un plan complementario por el que nos descontaban $ 11 en mayo de 2006, hasta diciembre de 2011. El 28/9/2016 cobré $ 50 del Gobierno y me descontaron $ 210 de aquel Plan Complementario. Cuando fui al Subsidio a preguntar, un empleado me informó que lo bajarían a $ 140 hasta fin de año. El 29/1/2017 el Subsidio aumenta a $ 150 el Plan hasta el 30/07 y la ayuda sigue en $ 50. El 30/8 el Plan me descuenta $ 190 y hasta la fecha me siguen pagando los $ 50. Creo que los empleados de la provincia y de las municipalidad de Tucumán, más los jubilados, estamos ayudando al Gobierno, ya que somos alrededor de 400.000 afiliados: si multiplicamos esta cifra por los $ 190 que nos descuentan, aportamos aproximadamente $ 76 millones mensualmente. ¿Por qué el Gobierno provincial no nos aumenta la ayuda? Pasamos 12 años con Alperovich y más de dos con Manzur. Considerando que hace 15 años se compraban dos kilos de carne y ahora esta suma no alcanza para un kilo de puchero; como el Plan Complementario aumentó 19 veces, la Provincia debería llevar la ayuda a $ 500 para compensar todos esos aumentos.

Félix E. Linares

Pasaje Santillán 1.755

San Miguel de Tucumán


Subsidio de salud II

El primer día de este mes nos enteramos con gran sorpresa del aumento del precio de las chequeras: de $ 30 a $ 50; un nuevo ataque al bolsillo de los afiliados al Subsidio de Salud. Además, se suma el incremento del Plan Complementario y de las prestaciones médicas. Esto se convirtió en un verdadero comercio. La obra social nuclea a más de 300.000 afiliados. ¿Cuánto recauda el Subsidio con estos incrementos abusivos? Es inconcebible que el interventor tome medidas arbitrarias sin consultar a los gremios y afiliados, y perjudique económicamente a todos. El Gobierno provincial debe normalizar esta institución y terminar con las sucesivas intervenciones que no solucionan nada. Por el contrario, llevan a la disconformidad y a crear problemas económicos. De una vez por todas normalicen la obra social que debe integrarse con jubilados, estatales y representantes del Estado. Demasiado costo tenemos con el aporte mensual. ¿Qué destino tiene esa suma millonaria que recaudan? Necesitamos que tomen medidas urgentes para solucionar este descontrol administrativo. Los afiliados merecen mayor consideración porque es demasiado lo que pagan.

Marta Lizárraga

[email protected]


Después de las elecciones

No entiendo al lector Beltrán, en lo referido a su carta del 30/10 “Después de las elecciones”. Digo no entender, ya que no explica si está enojado con los votantes tucumanos que apoyamos a Macri o con los millones de argentinos que lo hicieron. Si es con estos últimos, me parece ingenuo de su parte; es evidente que no los movilizó sólo lo económico. Ahora bien, si está enojado con los tucumanos que votamos a Macri y se pregunta por qué lo hicimos, puedo contestarle que entre otras cosas está la corrupción del anterior gobierno, tal como lo expresaron los lectores Rossi y Sáez (cartas del 28/10). Para ser democrático, sería interesante saber a quién votó el lector Beltrán y por qué. Se lo pregunto con todo respecto y sin intención de hacerle alguna crítica y/o polemizar con su decisión. Presumo que lo hizo por el oficialismo tucumano. Si es así, ¿por qué se enoja con el votante macrista si su partido ganó las elecciones? Ahora, si se enoja porque ganaron con menos votos y el 2019 está algo comprometido, créame que lo comprendo.

Fernando R. Franco

Pasaje Einstein 1.015

San Miguel de Tucumán


El Mercado del Norte

La pregunta va dirigida a los concejales y a las autoridades municipales: ¿el Mercado del Norte no existe? En estos días se instaló la feria de los barrios en la plaza Independencia, lo que está muy bien. Pero, ¿y el Mercado del Norte no se encuentra a 200 metros? ¿Tiene que caerse por su propio peso? ¿Por el abandono de quién tendría que mantenerse y cuidar ese espacio? ¿Hasta cuándo la Municipalidad postergará una obra importante que beneficiará a la ciudad capital? Próximamente se inaugurará la remodelación de la peatonal Muñecas, después de hacerlo con la peatonal Mendoza; en el medio de estas peatonales está el Mercado del Norte como un gigante que espera le llegue el momento de vestirse de fiesta con una remodelación que lleva tantos años postergada y nadie más merecida que cualquier inmueble histórico ubicado en pleno centro de nuestra ciudad. Un espacio urbano emblemático abandonado a su suerte, que en su época de esplendor fue el lugar de visita obligada para paseantes y turistas que recorrían esa zona. Estamos hablando de un edificio de 1939 que tenía 150 locales y que trascendió como referencia patrimonial histórica de hábitos sociales y de tradición. Pasó el tiempo y quedó postergado frente a la competencia que la actividad económica fue promoviendo, sea por errores de administración y falta de mantenimiento adecuado. Hoy muestra una imagen dolorosa de deterioro. Tucumán inicia una nueva vida de conexión con países vecinos y lamentablemente el mercado aún no está como debería. Esto es, con locales comerciales de excelencia y comedores que sean únicos, con comidas típicas y precios populares. Es hora que las autoridades municipales y los locatarios les den el impulso necesario para jerarquizar y actualizar el histórico Mercado del Norte. No se puede postergar por más tiempo la reconstrucción de semejante espacio. Quizá esta carta pase como un reclamo más, pero anhelo que algún funcionario o concejal que la lea reflote la intención de mejorar este centro comercial de los tucumanos.

Lucas Cortez

Avenida Alem 1.896

San Miguel de Tucumán


La reforma laboral

Lamentablemente hemos vuelto a caer en la trampa del Gobierno de hacernos pensar que los culpables de la falta de eficiencia son los trabajadores. Especular con que por bajar cargas patronales, los empresarios tomarán más empleados es cuanto menos una ingenuidad. Y Pensar que reducir indemnizaciones o multas por empleo en negro, o volver a las pasantías generaran una mayor competitividad es no estar en sintonía con el mundo. Los procesos productivos están cada vez más mecanizados y automatizados a nivel mundial y la competitividad solo se logra invirtiendo en tecnología, capacitando personal y dándole mejores condiciones de trabajo.

Luciano Angulo

Maipú 1.293

San Miguel de Tucumán


Falta de nomencladores

Mediante notas ingresadas como expedientes por mesa de entrada, solicité a la Municipalidad de la capital la instalación de nomencladores para las calles y pasajes ubicados al oeste de avenida Las Américas al 1.800/1.900. Sucede que el primer pasaje hacia el oeste de esa avenida lo llaman Cayetano Rodríguez, mientras que en Catastro municipal está registrado como Roberto Fontanarrosa, y en Rentas de la provincia figura como pasaje 74/37. Queremos saber dónde vivimos exactamente, para evitar las confusiones de quienes nos envían correspondencia.

Ricardo Apestey

Pje. Cayetano Rodríguez 1815

San Miguel de Tucumán


Bioetanol y seguridad jurídica

El ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren dictó la inconstitucional Resolución 415, reduciendo un 30% el precio del bioetanol. Así afectó seriamente la seguridad jurídica y, consiguientemente, el flujo de inversiones ya efectuadas y las que estaban programadas en este rubro muy vinculado a la actividad azucarera, nuestra industria madre. El ministro reitera con esta resolución la penosa conducta de Lousteau, el ex ministro de Economía de Cristina Fernández, cuando generó una movilización nacional del campo contra su Resolución N° 125, que impuso un sistema de “retenciones móviles” a las exportaciones de soja, finalmente dejada sin efecto. Estos temas no pueden ser resueltos por simples resoluciones ministeriales. Corresponden, en exclusividad, a la competencia del Congreso de la Nación. El artículo 103 de la Constitución Nacional es muy claro al respecto: “Los ministros no pueden, por sí solos, en ningún caso, tomar resoluciones”, salvo aquellas referidas exclusivamente a su régimen económico y administrativo. El “cambio” que votó el pueblo argentino está referido, entre otros temas trascendentes, a no reiterar conductas autoritarias del anterior gobierno, cumpliendo y haciendo cumplir, de buena fe, lo dispuesto en nuestra Ley de Leyes.

Luis Iriarte

[email protected]

Comentarios