El empresario que salvó la Citrícola San Miguel fue designado embajador en Estados Unidos

Fernando Oris de Roa ocupará el cargo que Martín Lousteau había dejado vacante hace siete meses.

03 Nov 2017
1

Fernando Oris de Roa. FOTO TOMADA DE AMBITO.COM

El presidente Mauricio Macri designó este viernes a Fernando Oris de Roa como nuevo embajador ante Estados Unidos, cargo que estaba vacante desde la renuncia de Martín Lousteau en abril pasado. 

La elección de Oris de Roa, empresario del sector agropecuario, fue confirmada a través de la red social Twitter por el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Oris de Roa es un empresario de agronegocios, cursó una maestría en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, y se desempeñó durante nueve meses como secretario de Inversiones del Ministerio de Modernización del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Con extensa trayectoria en el mundo del agronegocio, Oris de Roa presidió e integró los directorios de la cerealera Continental, la exportadora de limones San Miguel, en Tucumán, la frutícola Expofrut en Río Negro, la destilería de aguardiente PDA y la avícola Avex, entre otras empresas. También se desempeñó en la compañía Orocobre de explotación de litio en el salar jujeño de Olaróz y la firma Toolbox de inversiones en empresas.

A los 40 años Oris de Roa vio una oportunidad. Después de meses de negociaciones, que estuvieron a punto de estancarse, adquirió la citrícola San Miguel junto a un grupo de accionistas por un millón de dólares. Corría 1993 y la situación de la empresa era- según relató en una charla de Endeavour en 2010- peor de lo que imaginaba. Cuando empezó a mejorar la situación, el "efecto tequila", la crisis de México que tuvo consecuencias a nivel mundial provocado por la falta de reservas internacionales que causó la devaluación del peso mexicano, los afectó, aunque lograron sobrevivieron
En 1997 la compañía ya estaba en plena expansión y comenzó su cotización en bolsa (IPO) con una valuación de 140 millones de dólares. Había pasado entonces de 900 empleados iniciales a 6500 y las ventas habían aumentado de $23 millones a $120 millones.
En 1993, después de meses de negociaciones, que estuvieron a punto de estancarse, Oris de Roa adquirió la citrícola San Miguel junto a un grupo de accionistas por U$S 1 millón. La situación de la empresa era peor de lo que imaginaba, según contó luego el empresario. Cuando empezó a mejorar la situación, el "efecto tequila", la crisis de México que tuvo consecuencias a nivel mundial provocado por la falta de reservas internacionales que causó la devaluación del peso mexicano, los afectó, aunque lograron sobreponerse. En 1997 la compañía ya estaba en plena expansión y comenzó su cotización en bolsa (IPO) con una valuación de U$S 140 millones. Había pasado entonces de 900 empleados iniciales a 6.500 y las ventas habían aumentado de U$S 23 millones a U$S 120 millones.

La Embajada argentina en Washington estaba vacante desde hace siete meses, cuando Lousteau renunció para competir en las elecciones legislativas de la Ciudad de Buenos Aires.

La designación de Oris de Roa se concretó a pocos días de la partida del presidente Macri a Estados Unidos, el domingo próximo, para participar de una reunión del Consejo de las Américas.

Casado con Mercedes de Campos desde 1974, el designado embajador argentino en Estados Unidos tiene tres hijos y 10 nietos.

Otras designaciones

Además se informó oficialmente que el Jefe de Estado nombró como embajadores a Ezequiel Sabor en México, Mariano Causino en Israel, Gustavo Gutiérrez en República Checa y Héctor Lostri en Paraguay.

En tanto que Mauricio Devoto irá como representante argentino ante la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, pasará a desempeñarse como embajador ante la Unión Europea (UE). (Ambito.com - Lanacion.com.ar)

Comentarios