“El Oso” será el encargado de cuidar el arco del “Decano”

Lesionado Lucchetti, Sánchez se engancha.

02 Nov 2017
1

TODOTERRENO. Sánchez se describe como un arquero que toma riesgos: le gusta salir y también jugar con los pies. la gaceta / foto de franco vera

Hubo un tiempo en su carrera en el que sus atajadas y voladas en Audax Italiano fueron tan importantes, que su destino pareció ser el arco de la selección de Chile. Finalmente, no pudo ser, pero igualmente Alejandro Sánchez dejó su huella en el país vecino, así como luego lo hizo en Chicago, quizás donde conoció la gloria y también el infierno. El infierno personal y también colectivo.

Sánchez ascendió a Primera en 2014 con el “Torito”. Y así como luego brillaría en La Bombonera en 2015, Sánchez también penó ante Huracán, cuando un choque con Ramón Ábila le costó una lesión en la mano derecha y una posterior operación. Dos meses afuera. Esos fueron momentos clave en su carrera que quedaron marcados para siempre, reconoce “El Oso”, apodado así cuando surgió de las inferiores de Platense. “Era el más alto de los arqueros, y me apodaron así”, le comenta a LG Deportiva el arquero de Atlético, que el sábado pasado reemplazó al lesionado Cristian Lucchetti ante Racing, y que este sábado cubrirá el arco desde el minuto cero, cuando el “Decano” visite a Central, en Rosario. Ese también será un momento que quedará registrado en su memoria, acepta.

“Hay que estar preparado para el momento. Atlético se está jugando cosas importantes y todos tenemos que estar al pie del cañón”, opina Sánchez, no sin antes recordar que si está hoy en el arco es porque su amigo Lucchetti sufrió una lesión. Y eso no le gusta, porque le apena que su compañero haya salido de la cancha así.

Lo cierto es que el puesto de arquero es tirano, a veces, cuando no se está del lado del que juega a menudo. La cabeza influye y mucho. “Sí, sí, tal cual, pero hay que ser positivo y pensar que más allá de que no te toque jugar, estás en un gran club como Atlético y vivís en una gran provincia”, explica “El Oso”, mirándole el lado positivo a la vida. “Uno tiene que ser siempre muy profesional, estar dispuesto porque cuando la oportunidad llega, tenés que aprovecharla. En el fútbol no hay tiempo de gracia, así que es importante estar a la altura de las circunstancias”, considera.

Frente a Racing, Sánchez descolgó con una pirueta de película una pelota con destino de ángulo y gol. “Las atajadas son una circunstancia”, afirma quien acepta ser de los cuidapalos amigos del riesgo.

“Me gusta arriesgar, salir en los centros; me gusta darle una mano en la defensa. Para un arquero es muy importante salir a cortar en las pelotas aéreas”, explica el ex “Calamar”, y se disculpa por no querer analizar el momento del “Canalla”. “No me gusta hablar de ello, me gusta hablar de mi equipo, no del rival. El sábado va a ser un partido difícil que no tendrá nada que ver con el otro. Son dos realidades distintas”, anticipa “El Oso”, hoy dueño del arco de Atlético y enganchado para dar lo mejor de sí. Todo sea por el bien del equipo.

No fue la definitiva, pero sí una práctica que puede servir de guía para conocer lo que Ricardo Zielinski tiene en mente de cara al partido del sábado con Central, en Rosario. Ayer, el “Ruso” se inclinó por darles ritmo a futbolistas que fueron en algún momento titulares: salvo Alejandro Sánchez, que lo será por primera vez, el resto ya lo fue. En la defensa, estarán Nicolás Romat, Jonathan Cabral, Rafael García y Cristian Villagra. En el medio, Alejandro Melo, Gonzalo Freitas, Gervasio Núñez y Hernán Hechalar. Y arriba, Ismael Blanco y Mauricio Affonso.

Respecto al viaje a Rosario, hoy a las 21 partirán en ómnibus colaboradores y el grueso del cuerpo técnico. Mañana a la mañana, en tanto, viajarán en un vuelo charter los 18 convocados y Zielinski o el profesor Alfonso. El regreso será después del partido, también dividido.

Comentarios