El 56,6% del Presupuesto provincial será destinado a salarios

Toque de austeridad para el gasto que será de $ 67.505 millones

01 Nov 2017
1

El cálculo de gastos de la provincia será más austero de lo que la Casa de Gobierno preveía hace un par de meses, luego de las PASO y antes de las elecciones parlamentarias. Las erogaciones del Estado tucumano no superarán los $ 70.000 millones, tal como lo habían proyectado algunos funcionarios. Serán exactamente $ 67.505 millones para todo 2018, un incremento del 23,5% respecto del ejercicio vigente. Eso es lo que se observa en el proyecto de Presupuesto Provincial elevado ayer por el gobernador Juan Manzur a la Legislatura, dentro del plazo establecido por la Constitución.

El propio mandatario reconoció la austeridad que se percibirá a la hora de administrar el aparato estatal. La administración de Manzur se debe adaptar al nuevo signo de los tiempos. La coparticipación federal de impuestos ya no llega como en otros períodos. No hay ingresos extraordinarios y, por lo tanto, mayor margen para ampliar el gasto público. Además, la gestión del presidente Mauricio Macri reflotó las condiciones que deben cumplir la Nación y las provincias para contener las erogaciones y el endeudamiento público.

“El Presupuesto 2018 contempla que la provincia pueda cumplir y alcanzar los indicadores de comportamiento fiscal asumidos por la adhesión a la Ley de Responsabilidad Fiscal y, lo que es más importante, profundizar el esfuerzo con el fin de garantizar el equilibrio fiscal”, indica la iniciativa elaborada por el Ministerio de Economía. Frente a esa situación, el área que encabeza Eduardo Garvich ha previsto para el año que viene un superávit de tan solo $ 900.000, casi la mitad de lo pautado para el ejercicio vigente.

Según las cifras del proyecto, el gasto provincial por habitante será de $ 40.803 en 2018.

Para este año, la erogación per cápita de Tucumán había sido estimada en $ 33.457.

Respecto del gasto en Personal, el Ministerio de Economía argumentó que el incremento será del 24,4%, levemente superior al promedio de erogaciones totales. Para determinar ese compromiso financiero, la Provincia tuvo en cuenta el impacto anualizado de las paritarias de este año (se calculan unos $ 3.000 millones), además del crecimiento vegetativo. Se calcula que Tucumán cuenta con una dotación de empleados estatales cercana a las 100.000 personas en todos sus niveles. Sin embargo, el Presupuesto sólo contempla los cargos en planta permanente que, este año, fueron calculados en 80.000 casos.

“El aumento de los otros gastos corrientes -fueron estimados en $ 21.469 millones- obedece, principalmente, a las transferencias automáticas a municipios y a comunas rurales, a los programas financiados con aportes nacionales y al ajuste por inflación”, se explicó oficialmente.

En cuanto a los intereses de la deuda, no tendrán peso específico en la gestión financiera estatal. La partida proyectada para pagar el año que viene fue calculada en $ 592 millones.

Pautas macroeconómicas

Para la elaboración de la iniciativa, el Poder Ejecutivo tomó como base la proyección de recursos que serán transferidos por coparticipación federal de impuestos.

Además, se ajustó a las pautas macroeconómicas que la Casa Rosada había elevado al Congreso: esto es una inflación para 2018 proyectada en un 15,7%, un tipo de cambio de $ 19,30 por dólar y un Producto Bruto Interno (PBI) real del 3,5%. Asimismo, el Gobierno provincial enfatizó que se ajustará a las metas instrumentadas por el Régimen de Responsabilidad Fiscal. En ese sentido, el Ejecutivo local pondrá en consideración de la Legislatura lo que se estima que será la gestión fiscal para 2019 y para 2020.

Comentarios