Convocatoria presidencial: del idilio a la confrontación

30 Oct 2017

Acercamiento.- La relación entre los gobiernos Provincial (PJ) y Nacional (Cambiemos) comenzó con el pie derecho. Apenas Mauricio Macri se consagró presidente, el gobernador Juan Manzur afirmó que colaboraría con el mandatario nacional para que al país le fuera bien. En diciembre de 2015 y a días de asumir, Macri recibió a los representantes de las provincias en Olivos. El tucumano pidió entonces que se eleve el corte de etanol en las naftas (foto central).

Visitas.- En febrero de 2016, Macri visitó Tucumán por primera vez como presidente. Oficializó el incremento del corte de etanol -del 10% al 12%- (última foto de la derecha).Macri fue recibido por José Cano en el aeropuerto y eso marcó cómo serían las siguientes visitas: con lugares especiales para los miembros de Cambiemos. La segunda visita del titular del Ejecutivo Nacional fue a Yerba Buena, municipio gobernado por Cambiemos. El viaje más extenso de ese año fue el 9 de Julio, cuando se cumplió el Bicentenario de la Declaración de la Independencia. El Presidente y Manzur se mostraron distendidos y cercanos.

El dinero y el año electoral.- A medida que la Provincia iba notando que los fondos para obras no eran los que esperaba y que el año electoral se iba acercando, la relación entre ambos Gobiernos se fue tensando lentamente.

El fin de la “luna de miel”.- Las expresiones del ministro del Interior Rogelio Frigerio durante un acto de Cambiemos en Tucumán el 28 de octubre irritó al oficialismo local y generó que se dejaran de lado las apariencias de una buena relación. “Se ganó la elección a nivel nacional y, digan lo que digan, también en Tucumán”, había disparado el macrista. Al otro día, Manzur en un acto junto a José Alperovich, contestó que no cambiarían bolsas de cemento por lealtad (segunda foto derecha).

¿Y la reforma electoral?.- A principios de noviembre, Manzur pegó el faltazo a una reunión a la que Macri lo había convocado, junto a otros gobernadores peronistas, para tratar la reforma política-electoral. Los senadores del Frente para la Victoria (entre los que estuvo la tucumana Beatriz Mirkin) no avalaron el proyecto de la Rosada que tenía media sanción de Diputados. Los cambios en los sistemas electorales se habían puesto en el tapete tras la escandalosa elección para gobernador en la provincia.

Mensajes de los “embajadores” y el “salteo” de la Casa de Gobierno.- El director del Plan Belgrano José Cano y el secretario de Vivienda Domingo Amaya enviaron mensajes políticos de la Rosada a Manzur tras el rechazo a la reforma electoral. Fustigaron al mandatario con duros cuestionamientos públicos. Afirmaron que no existía voluntad de implementar cambios tampoco en el sistema provincial. Confrontaron también con miembros de la gestión provincial por las obras públicas. La Provincia dijo que la Nación “salteaba” a la Casa de Gobierno y trataba directamente con intendentes y comisionados comunales.

En la Rosada.- En mayo de 2016, Manzur llevó a los intendentes al Ministerio del Interior para presentar proyectos de obras. En la reunión con Rogelio Frigerio, irrumpieron el Presidente y Cano. “Espero que el gobernador avance con el sistema electoral”, requirió Macri. Le pidió “sacar el tema este de los acoples, esa cosa rara que tienen los tucumanos” (primera foto inferior). “Manzur en la parte de la reforma política no entendió la Argentina que está surgiendo y quiere aferrarse a mecanismos tramposos. Espero que él revierta la posición”, afirmó Macri en una entrevista posterior.

Bajo agua.- Las inundaciones, a principios de 2017, oradaron la relación. Los reclamos cruzados por la falta de obras y de asistencia generaron desencuentros.

LA CAMPAÑA SEPULTÓ EL VÍNCULO.- A medida de que avanzó el año electoral, la Provincia afiló sus críticas a las políticas económicas de la Nación. Funcionarios nacionales, incluido Macri, vinieron a participar de actos proselitistas y no tuvieron contacto con Manzur. Compartieron, a principios de septiembre, la inauguración del Aeropuerto. Macri consideró que Manzur lo agredió y le faltó el respeto en varias declaraciones que efectuó previas a su visita. El gobernador retrucó que actuaba en defensa de los tucumanos.

Comentarios