Una sesión reaviva la crisis en Yerba Buena

Sigue sin ser aprobado el Presupuesto 2017

29 Oct 2017
1

CONCEJO DELIBERANTE. El cuerpo deliberativo durante una sesión de marzo. ARCHIVO

El jefe de Gabinete de la Municipalidad de Yerba Buena, Manuel Courel; y el secretario de Gobierno, Lisandro Argiró, tomaron la voz del Departamento Ejecutivo para cuestionar a los ediles opositores de esa ciudad y para pronunciarse sobre la sesión del viernes del Concejo Deliberante.

Courel ha declarado que lo sucedido le resulta sorprendente, pues destaca que, a pocos días de las elecciones parlamentarias, en las que Cambiemos para el Bicentenario derrotó al Frente Justicialista por Tucumán con una diferencia de un 15% en ese departamento, los ediles se han reunido con el único fin -a decir suyo- de desestabilizar la gestión del intendente Mariano Campero.

“Los que responden a las órdenes del vicegobernador Osvaldo Jaldo y del legislador Ariel García les están dando la espalda a los vecinos de esta ciudad”, razona él.

Luego, desafía a los concejales a que expliquen con qué dinero van a hacerse las obras. Con esta aseveración, Courel alude al rechazo de ese cuerpo, en su mayoría, al proyecto de Presupuesto 2017.

“La suya es una actitud perversa. Que roza lo ilegal. Y que, incluso, tal vez les quepa alguna responsabilidad penal. Están pretendiendo quitarnos herramientas”, añade el funcionario.

En la Justicia

En tono de exclamación, Argiró añade: ¡“qué legitimidad tiene este Concejo, si se encuentra ilegalmente constituído! Están incumpliendo con una sentencia judicial, que les ordena que cesen en su actitud arbitraria e ilegal y analicen los pliegos de Rodolfo Aranda!”.

La referencia a Aranda se produce luego de que, en septiembre, los jueces Rodolfo Novillo y Horacio Castellanos (Carlos Giovanniello votó en disidencia) emitieran su sentencia definitiva con respecto al recurso de amparo que Aranda había interpuesto ante la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. En ese planteo, el dirigente había acusado al Concejo de negarse a incorporarlo, pues él aspira a ocupar el escaño que liberó, en septiembre del año pasado, Argiró.

Por último, el secretario de Gobierno municipal dice que el gobierno de Campero seguirá los mecanismos institucionales que correspondan. “Si tenemos que ir a la Justicia, iremos”, concluye.

Comentarios