Qué declaró ante la Justicia el padre de los niños asesinados en el doble filicidio de barrio El Bosque

Aldo Martínez detalló pormenores de una relación que habría estado teñida por los celos y la violencia.

27 Oct 2017
1

SIN CONSUELO. Martínez trabajaba en el campo cuando se desencadenó la trágica escena en la casa de su familia. ARCHIVO LA GACETA

La causa iniciada en la Justicia luego del doble filicidio de barrio El Bosque sigue en su etapa de instrucción y ayer, Aldo Martínez, el padre de los niños, relató ante la fiscalía algunos detalles de la relación que mantuvo durante años con Nadia Fucilieri, la principal acusada de asesinar a sus hijos de 4 y dos años.

"Mi cliente declaró ayer todo lo que pasó. Contó que ella fue siempre de gritar y de sofocarse por cualquier cosa. No aguantaba que se acerquen a él. Ni varones ni mujeres. Si trabajaba mucho, le hacía problemas. Ella le dijo en febrero 'a los niños no lo vas a ver nunca más', pero en ese momento pensamos que podría hacerle una nueva denuncia", le comentó a LA GACETA Silvia Furque, la abogada que lleva adelante la querella.

Fucilieri, la obstetra de 29 años que está acusada de asesinar con un bisturí, a sus hijos Marcelino (4) y Pía (2), mientras dormían, ingresó ayer al penal Santa Esther, en Banda del Río Salí, luego de estar alojada en la Brigada Femenina y de pasar las primeras dos semanas medicada en el hospicio del Carmen.

Si bien la defensa le recomendó a la mujer abstenerse de declarar, ya están corriendo los plazos para que el fiscal Diego López Ávila requiera la prisión preventiva al juez de instrucción, aunque todavía se deben recolectar más pruebas para que la querella pueda solicitar la elevación a juicio. "Primero necesitamos una junta médica. A veces esto puede demorar entre cuatro y cinco meses. Primero hay que conformarla y un plazo para impugnarla", explicó Furque, que además comentó que luego de tres entrevistas con profesionales del hospicio del Carmen la principal acusada habría dado muestras de que estaba "ubicada en tiempo y espacio". "Una junta médica descartaría que ella actuó en estado de inconsciencia", aseguró.

Una relación tortuosa

Fucilieri y Martínez se había separado en enero pasado, cuando la mujer consiguió que un juez penal dictara una prohibición de acercamiento en contra de su ex. Desde ese entonces, Martínez no pudo volver a ver a los pequeños.

El miércoles 4 de octubre, un pariente encontró a los niños muertos y a la mujer ensangrentada y en estado de shock. Se cree que habría permanecido entre cinco y seis horas en el mismo ambiente en el que estaban los cuerpos de los pequeños. Además, habría intentado quitarse la vida con el mismo bisturí con el que los habría matado a los chicos.

Comentarios