El pago del fútbol de la Superliga generó distintas reacciones entre los tucumanos

Pay Per View, entre el enojo y la resignación: aprobación y críticas al Gobierno

27 Oct 2017

Se acabó lo que se daba. No insista. Por más zapping que haga este fin de semana sólo podrá hallar los cuatro partidos “liberados” por fecha que ofrecerán las señales que adquirieron los derechos para trasmitir el fútbol de la Superliga argentina -TNT y Fox Sports-: uno los viernes, uno los sábados y dos los lunes. Desde hoy, cuando comience a disputarse la fecha 7 del campeonato de Primera División, ya deja de regir la gratuidad en la difusión de este torneo. El programa coloquialmente llamado Fútbol para Todos había regido desde agosto de 2009 hasta el último día del año pasado. El Gobierno nacional había decidido cancelar este vínculo económico con la AFA.

A mediados de marzo se realizó la licitación, que ganaron TNT y Fox Sports. Pero casi nadie notó el fin del Fútbol para Todos, porque los partidos se siguieron difundiendo en forma bonificada. La gratuidad iba a extenderse hasta principios del mes que viene; pero cesó anticipadamente.

Desde hoy sólo podrá acceder al pack de fútbol aquel que pague el abono extra. Aunque este tiene un costo de $ 300, algunos usuarios deberán pagar más que eso: los que cuentan con servicio de cable analógico. Esto es así porque las empresas que trasmiten el fútbol lo hacen por señales digitales. De esa manera, los usuarios de este tipo de servicio deberán pasarse al digital, lo que les implicará un costo de entre $ 450 y $ 500, por la instalación del servicio -esto se paga por única vez y, en algunos casos, puede estar promocionado-. Luego, al precio que pagan por mes se debe agregar entre $ 100 y $ 105. Los que tengan DirecTV y los que ya cuentan con el servicio digitalizado de CCC o de Supercanal sólo deberán comunicarse con su empresa e inmediatamente podrán ver todos los partidos.

El cambio de situación generó varias sensaciones entre los tucumanos. Desde la adhesión al fin de la gratuidad hasta la bronca por sentirse víctima de otro golpe al bolsillo, pasando por la resignación. Algunos pagarán; otros, no, prefieren ver en un bar los partidos que les interesen.

“Si hacés números, te conviene pagar. Supongamos que decidís ver en un bar sólo los cuatro partidos que juegue tu equipo en el mes; las consumiciones te van a salir más de $ 300. Molesta el hecho de pagar, pero si lo pensás con el bolsillo te conviene hacerlo. Al final gastás menos”, explicó Eduardo Campero, con gesto de autoconvencido.

Algo parecido consideró Agostina Iramaín. “Seguramente los bares que paguen el pack de fútbol van a cobrar más caro; además, en tu casa tenés más comodidades. Yo voy a pagar”, adelantó la hincha de Atlético y de Boca.

Segundo Rodríguez también es de Boca; pero él no va a suscribirse al sistema. “A veces uno anda estirado, y la guita no alcanza. Yo no lo pago”, afirmó. Para ver al “Xeneize” dice que irá a un bar, y que se medirá con el gasto: “con una gaseosa de $ 30 o $ 40 veo el partido”.

Durante la consulta que realizó LG Deportiva por el microcentro, el Gobierno recibió mayormente críticas por este hecho, aunque también algún aval. “Estoy de acuerdo en que deje de ser gratuito. El dinero del Estado debe destinarse a salud o a educación. No me gusta el fútbol; ¿por qué mis impuestos deben pagarlo”, se preguntó, molesto, Pedro Rodrigo. “Me parece un medida estúpida del Gobierno. Si le das a una empresa para que lo comercialice quiere decir que el fútbol da ganancias. Es una vergüenza que el Gobierno sea incapaz de producir ganancia con esto. Que lo trasmitan ellos y vendan bien la publicidad”, dijo Carlos Matas, quien no pagará los $ 300, y dijo que el tiempo que antes le daba al fútbol irá para su familia.

“Desde que está (Mauricio) Macri todo es más plata. A nosotros, los empleados, se nos hace cuesta arriba; y los que no tienen empleo fijo están peor. Yo no lo pago; no voy a llegar con la plata... desde hace un tiempo ya no estoy llegando”, lamentó Aldo Escobar, fanático del “Santo”.

Desde la vereda del frente, algo similar opinó Daniel Funes. “Es difícil. Deberían dejar que la gente que no tiene vea fútbol. Así al menos se entretiene. No sé qué vamos a hacer”, dijo, aunque admitió que por Atlético es capaz de hacer cualquier sacrificio.

Demanda en ascenso

Aunque oficialmente no se dieron a conocer cifras, un despacho de la agencia Télam a nivel nacional precisa que ya se suscribieron más de 700.000 abonados de las diferentes empresas de televisión satelital y por cable que existen en el país.

En Tucumán la demanda creció en las últimas horas. “Estamos desbordados. El pedido de suscripción creció esta semana y está superando nuestras expectativas. Por suerte nos preparamos con tiempo y tomamos los recaudos necesarios para cumplir con todos”, le contó a LG Deportiva un representante de una empresa local.

En Esta Nota

Mauricio Macri
Comentarios