Ortega regresó feliz y le dedicó la carrera a su mamá

Pablo, 2° ayer, estuvo dos semanas lejos de Tucumán.

22 Oct 2017
1

ENTRE LOS MEJORES. De izquierda a derecha, Pablo Ortega (2°), Ricardo Degoumois (1°) y Javier Jack (3°), en el podio. BH FOTOS

“Terminé muy cansado; los hombros sobre todo”, reconoció Pablo Ortega. “La carrera se la dedico a mi mamá”, agregó. El estado físico y la dedicatoria sirven para trazar el camino del piloto en las dos últimas semanas deportivas que tuvieron un magnífico cierre ayer. El segundo puesto que “Pabloso” logró en la fecha 13 del TC Mouras, en La Plata, hizo que el esfuerzo haya valido la pena.

Ortega corrió el fin de semana pasado, también en el autódromo platense, en la Clas2 del Turismo Nacional. Con el vigésimo puesto (tuvo problemas mecánicos de por medio) sumó un solo punto. “Mi mamá estuvo en la carrera y no le pude regalar un buen resultado”, se refirió Ortega a su actuación del domingo pasado que coincidía con el Día de la Madre. Desde entonces, “Pabloso” no regresó a Tucumán, se quedó en La Plata y apostó. “No esperaba un segundo puesto. El jueves, si quedaba 12, me volvía, pero nada que ver: fui primero en un entrenamiento y segundo en los siguientes”, rememoró Ortega los hechos que lo impulsaron a permanecer al frente del Dodge del Alifraco Sport.

Si bien después todo (clasificación, serie y final) fue del santafesino Ricardo Degoumois, el subcampeón del TN no se achicó frente al Ford del más rápido y en la última vuelta de carrera se le animó. “Cuando terminamos me felicitó. Me dijo que fue un buen intento al final porque él ya venía cansado y exigido”, comentó Ortega.

Mientras estaba abandonando el autódromo “Roberto Mouras”, Ortega atendió a LG Deportiva con el entusiasmo propio de un buen trabajo realizado y consciente de que no sólo el equipo deportivo lo llevó hasta lo más alto del podio. “Son muchos los que me bancan. Además de la familia, los empleados de la empresa que se quedan trabajando”, agradeció Ortega especialmente.

Comentarios