Lo sacaron de un grupo de Whatsapp y fue a la Justicia para que lo agreguen de nuevo

El joven denunció a sus compañeros asegurando que fue discriminado. Qué le dijo la jueza.

17 Oct 2017
1

ARCHIVO

Un caso insólito se registró en la ciudad colombiana de Bucaramanga, donde un estudiante recurrió a la Justicia para pedir que sea agregado nuevamente a un grupo de Whatsapp del que había sido eliminado por burlarse con memes de los integrantes, todos pertenecientes a la carrera de Derecho de la Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo.

Los problemas comenzaron en agosto de este año, cuando una amiga le pidió a Elio Díaz Mantilla (el administrador) que incluyera en el canal de comunicación a un compañero suyo, llamado Mauricio Campos, al que nunca había visto en persona.

“En las reglas estaba dicho que el grupo era de libre opinión, que cualquiera podía decir lo que quisiera siempre y cuando respetara a los demás”, dijo el administrador
“En las reglas estaba dicho que el grupo era de libre opinión, que cualquiera podía decir lo que quisiera siempre y cuando respetara a los demás”, dijo el administrador

Según los integrantes del grupo, Campos estuvo callado durante los primeros días, pero poco a poco se fue integrando a la conversación. Sin embargo, los comentarios del estudiante de Derecho no cayeron muy bien al resto de compañeros: según el administrador, Campos era irrespetuoso y usaba memes para burlarse de la opinión de los demás.

De acuerdo al diario elcolombiano.com, esto no le gustó para nada al joven expulsado, quien le escribió a Díaz Mantilla para pedirle que lo reintegre. El administrador se negó a hacerlo y entonces Campos amenazó con llevar el caso a la Justicia asegurando que se vulneraron sus derechos fundamentales a la “igualdad, debido proceso, libertad de expresión y buen nombre”. ¡Obvio que nadie le creyó!

Lo cierto es que el muchacho sí judicializó su exclusión. "El día 9 de septiembre del año en curso (Mauricio Campos) utilizó el canal virtual ‘Whatsapp’ del Consultorio Jurídico para dar una opinión sobre su pensamiento filosófico sobre diversos debates políticos y sociales que se están presentando en la universidad; sin embargo, el señor Elio Díaz Mantilla, al ver sus opiniones, resolvió, de manera arbitraria y discriminatoria, y sin un debido proceso, expulsarlo del grupo del consultorio jurídico del cual hace parte por derecho propio", decía la demanda.

La respuesta de la Justicia

La jueza Adriana Rivera Lizarazo denegó “la protección de los derechos fundamentales traídos por el señor Mauricio Campos”. Básicamente, le dijo a Elio Díaz que no es necesario reintegrar al estudiante a un grupo de Whatsapp creado por amigos y para amigos.

Pero el fallo de la magistrada es una solución en primera instancia y Campos impugnó la decisión para que un segundo juez evalúe sus exigencias. Mientras la Justicia decide qué hacer con el caso, los compañeros del denunciante aseguran que solamente quiere llamar la atención. Todo un lío.

Temas

WhatsApp
Comentarios