Una propina para el cine

17 Oct 2017 Por Fabio Ladetto

El anuncio de un aporte del Gobierno por $ 5,5 millones para auxiliar a los productores audiovisuales tucumanos es más importante que el desarrollo y la premiación del festival Tucumán Cine Gerardo Vallejo, que concluyó el domingo. El decreto 3.247, firmado por Juan Manzur y Regino Amado (en representación del Ministerio de Economía) fue guardado por dos semanas hasta hacerlo público en la ceremonia de cierre de la fiesta (está fechado el 4 de este mes).

En sus considerandos hace expresa mención al subsidio que se otorga por esa vía a 19 producciones, que no figuran detalladas en el texto. La lista fue elaborada en las oficinas del Ente Cultural, desde donde nacieron y se impulsaron las gestiones que llegaron a buen destino. Lo trascendente será que esa sinergia entre trabajadores de cine, funcionarios, legisladores y realizadores independientes derive ahora en una ley marco que le de estabilidad, previsibilidad y confiabilidad a un modelo de producción cinematográfica que permita diseñar inversiones a futuro en un mercado nacional altamente competitivo y que analiza las ventajas legales, impositivas y económicas en cada provincia antes de resolver dónde rodar las ideas.

Esa potencialidad de trabajo común difícilmente derive en que el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) se ponga al día con la deuda que mantiene con las provincias, Tucumán incluida, en el pago de aportes que debe hacer obligatoriamente cada año. La mora en liquidar los dineros comprometidos por ley se justificaría formalmente en el cambio de modelo contable y financiero que está implementando el titular de esta repartición pública desde que asumió en abril, Ralph Haiek, pero son sólo excusas: lo fijado por una norma no puede atarse a las modificaciones burocráticas. Peor es el escenario para los productores, que se enfrentan con una modificación de las reglas de juego que pueden llevar a amplios sectores al destierro artístico.

Si bien el aporte provincial al cine será recibido como maná en tiempos de hambruna masiva, hay que ponerlo en relación con otros desembolsos que efectuó la Provincia a favor del Ente Cultural en el último cuatrimestre, sólo para tomar un período cercano de referencia. En ese sentido, los $ 5,5 millones son una minucia que alcanza al 10% (lo que se recomienda como propina en un bar) en referencia a los más de $ 57 millones entregados por distintos conceptos.

Va el listado formal de recursos especiales (principalmente aportes no reintegrables) asignados al Ente, tomado del Boletín Oficial de la Provincia:

- Decreto 2.030 (30 de junio), le asigna al Ente Cultural $1,5 millón “para afrontar gastos inherentes a los festejos previstos para el 8 y 9 de julio de 2017, en el marco de la celebración de los 201 años de la Declaración de la Independencia Argentina”.

- Decreto 2.054 (3 de julio), para “publicidad de las actividades culturales” por $500.000.

- Decreto 2.156 (11 de julio), para “afrontar gastos inherentes al Festival Interactivo Tucumán 2017, a llevarse a cabo los días 21, 22 y 23 de julio”, por $5,5 millones. En el mismo decreto, se dispuso que se ponga a disposición del Ente “el 21% del crédito presupuestario asignado a la Partida Principal 200: Bienes de Consumo, correspondiente a la cuota compromiso del 4° trimestre, que asciende a $967.701, y el 21% del crédito presupuestario asignado a la Partida Principal 300: Servicios no Personales, correspondiente a la cuota compromiso del 4° trimestre, que asciende a $4.707.885”.

- Decreto 2.314 (25 de julio), para la exposición “Luces y sombras de Rembrandt”, en el Museo Timoteo Navarro, por $879.300.

- Decreto 2.502 (8 de agosto), para la realización de la ópera “La Traviata”, en el marco del 57° Septiembre Musical Tucumano por $1,5 millón.

- Decreto 2.583 (15 de agosto), “a efectos de contar con fondos suficientes para afrontar erogaciones correspondientes a setiembre, octubre, noviembre y diciembre” por $4,8 millones, en cuatro cuotas mensuales, sucesivas e iguales, de $1,2 millón cada una.

- Decreto 2.667 (22 de agosto), para “atender gastos vinculados a la realización del 57º Septiembre Musical Tucumano” por $7.131.400.

- Decreto 2.776 (1 de septiembre), incremento presupuestario en las partidas de Bienes de Consumo y Servicios no Personales por $10,8 millones.

- Decreto 2.778 (1 de septiembre), para la remodelación de la Sala Hynes O’Connor, por $200.000.

- Decreto 2.777 (1 de septiembre), para la “adquisición de materiales para la realización de una cubierta metálica que estará ubicada sobre la Sala Lola Mora”, por $140.000.

- Decreto 2.808 (4 de septimebre), incremento presupuestario para la Partida Principal 100 Gastos de Personal, por $305.000.

- Decreto 2.991 (19 de septiembre), para los “gastos inherentes a la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur - Bienal Sur”, por $3.916.920 (pagado con 10 cheques de pago diferido de $391.692 cada uno, con vencimientos en forma mensual y consecutiva hasta mediados de 2018).

- Decreto 3.091 (21 de septiembre), por $438.320 para la muestra Patrimonio del Museo Timoteo Navarro.

- Decreto 3.092 (21 de septiembre), desembolsos para “la organización del cierre del 57° Septiembre Musical Tucumano”, por $6.400.600; además, un incremento presupuestario de $4 millones y la liberación de $3.666.960, correspondiente a la economía de la partida Servicios no Personales.

Estos montos deben agregarse a los $221 millones asignados en el Presupuesto Provincial 2017 para el Ente Cultural (representan el 25% de disponibilidad extra), pero son independientes de los $25 millones que erogó el Ente de Turismo para la Fiesta de la Luna Tucumana o de los $9 millones dados por el Gobierno para adecuar el terreno donde se realizó este fin de semana la Fiesta Provincial del Caballo.

Comentarios