“El argumento para volver a la cárcel es político”, dijo Sala

Culpó al gobernador Morales y a Macri

16 Oct 2017
1

La dirigente social Milagro Sala reclamó ayer al gobierno nacional que respete el cumplimiento de su prisión domiciliaria al rechazar el nuevo traslado a la cárcel de Alto Comedero dispuesto el sábado por la justicia jujeña, y responsabilizó a ésta, al gobernador Gerardo Morales y al presidente Mauricio Macri por su seguridad y la de su familia. “Quiero que respeten la decisión de la CIDH”, sostuvo desde la cárcel en declaraciones a Radio 10, y añadió: “tengo mucha fuerza pero tengo miedo por mi familia”.

Sala fue trasladada nuevamente al penal Alto Comedero desde una propiedad ubicada en la localidad de El Carmen, donde cumplía prisión domiciliaria desde el 31 de agosto, por “incumplimiento” de las condiciones de ese beneficio.

La decisión fue tomada por el juez jujeño Pablo Pullen Llermanos, luego de que Sala se negara el viernes pasado a ser trasladada para realizarse exámenes médicos en un hospital de la capital provincial, a lo que se había comprometido cuando se la benefició con la prisión domiciliaria, en cumplimiento de una medida cautelar presentada por la CIDH. La dirigente social relató pormenores de su nuevo traslado, al denunciar: “la policía de la provincia (de Jujuy) entró y empujó a mi marido. Me sacaron en pijama”. “Estoy en el pabellón que estaba antes”, comentó, a la vez que denunció que ayer “hubo problemas” con el ingreso de varias personas que intentaron visitarla en prisión.

Según Sala, “el argumento para volver a la cárcel es político y ordenado por (el gobernador jujeño Gerardo) Morales”. “Es muy asqueroso lo que sufrí ayer. Responsabilizo al Tribunal Máximo de Jujuy, a Gerardo Morales y a Macri”, dijo en alusión a su seguridad personal y la de su familia. Sala minimizó las declaraciones de la diputada macrista Elisa Carrió sobre la posibilidad de que el joven Santiago Maldonado se encuentre en Chile, al sostener que la líder de la Coalición Cívica “cambió tres o cuatro veces el discurso”. En este marco, la dirigente de la Tupac Amaru manifestó su solidaridad con la madre del joven desaparecido el 1 de agosto pasado en la provincia de Chubut, en un día especial. A raíz del nuevo traslado al penal de Alto Comedero para continuar con la prisión preventiva, la dirigente jujeña escribió ayer un mensaje que se difundió en las redes sociales en el que denunció: “Una vez más me atropellaron mi dignidad y violaron mis derechos”.

“Compañeros, qué injusto que es que en Jujuy no exista la Justicia verdadera ni la democracia. Cómo me gustaría que alguien (sic) pudiera ponerle freno a este atropello que vivo,“ escribió. Más adelante agregó: “parece un mal sueño del que no puedo despertar. Les pido que no dejen que esto se repita con ningún argentino”, rubricando la carta textualmente: “Milagro Sala. Presa política. Jujuy”. (Télam)

Comentarios