La Justicia bloquea los bienes de Rousseff por el caso Petrobrás

La ex presidenta habría causado daño al Estado al comprar una refinería de crudo en EEUU

12 Oct 2017

BRASILIA.- La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sufrió ayer el bloqueo de sus bienes por parte del Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), el órgano que fiscaliza las cuentas públicas del país, para resarcir el perjuicio causado a la petrolera estatal Petrobrás al comprar una refinería de crudo en Estados Unidos.

Millonarias pérdidas

Según medios locales, el tribunal tomó esa decisión ya que en el momento de la adquisición, en 2006, Rousseff formaba parte del Consejo de Administración de la petrolera. Según los cálculos del organismo, el negocio le habría causado al estado sudamericano pérdidas de 580 millones de dólares.

Además de Rousseff, que entonces también era jefa de Gabinete del primer Gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el TCU extendió el bloqueo de bienes a otros integrantes del Consejo de Administración de la petrolera en aquel momento. Entre ellos se encuentra Antonio Palocci -ex ministro de Economía de Lula y Rousseff-, quien está detenido cumpliendo pena por cargos de corrupción.

Otro responsable

Por su parte, la ex presidenta de Brasil niega la responsabilidad en el negocio y le atribuye al entonces director internacional de Petrobrás, Nestor Ceveró, la responsabilidadde haber dado al aval al Consejo Administrativo para la compra de la refinería en los Estados Unidos.

Así como Palocci, Cerveró también fue condenado por cargos de corrupción en el marco de la megacusa “Lava Jato” (”Lavado de Autos”), el proceso que investiga desde hace más de tres años tramas de corrupción entre empresarios y políticos en Brasil, y que comenzó precisamente a partir de contratos con Petrobrás.

Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores, tuvo que dejar la presidencia el año pasado después de un controvertido proceso de destitución. El mes pasado fue denunciada por la Fiscalía General por cargos de “organización criminal” y “obstrucción a la Justicia”. (DPA)

En Esta Nota

Dilma Rousseff
Comentarios